Finalmente, se firmaron los cinco acuerdos que faltaban: tres familias ya dejaron las viviendas, mientras que las dos restantes lo harán entre hoy y mañana. El secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutáz, destacó que el proceso de desalojo de las 180 unidades habitacionales se realizó “de manera pacífica”. El próximo paso es la reparación de las casas, que fueron ocupadas en abril de 2012, para luego adjudicarlas.
Horacio Coutáz (Aire de Santa Fe)

 
De las 180 viviendas que posee el barrio, quedaban cinco que eran ocupadas ilegalmente. El proceso de desalojo comenzó semanas atrás y culminará mañana, cuando las dos familias que quedan se retiren definitivamente.

 

En la mañana de ayer, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutáz -quien estuvo presente en todo el proceso de desalojo de las familias-, sostuvo que “llegamos a un acuerdo con el resto de las familias. Entre mañana (por hoy) y el viernes se realizará el retiro definitivo” y destacó que “se llegó a un acuerdo en forma pacífica”.

 

“Hoy se firmaron los cinco acuerdos que quedaban”, continuó, “tres de las familias se están retirando y las otras dos pidieron un plazo para retirarse”, dijo.

 

En ese sentido, manifestó que “ésta es una situación que no le gusta a nadie” pero “se pudo llegar a un acuerdo, se hizo un desalojo que era muy complejo pero se pudo llegar a un acuerdo con las 180 familias”.

 

Para finalizar, y consultado sobre la situación en barrio Las Delicias, Coutáz, indició que “la resolución es idéntica a la de Santa Rita”. Sin embargo, comentó que son las áreas de “Vivienda y Seguridad los que determinan las formas y el tiempo” y bregó porque “sea pacífico también” el desalojo en esa zona.

 

Gustavo Leone (LT10)

 

A su turno Gustavo Leone, secretario de Hábitat y Vivienda, declaró que “después del último ingreso que hicimos al barrio, firmamos las ultimas actas de retiro voluntario, por lo que logramos recuperar la totalidad de las viviendas del barrio Santa Rita” por lo que ahora “la empresa las pondrá en condiciones para poder comenzar con el proceso de asignación de las viviendas”.

 

“Es muy importante exaltar el proceso que seguimos. La sentencia judicial planteaba un protocolo que requería un trabajo minucioso. Es destacable y ejemplar el hecho que hayamos podido recuperar las viviendas sin violencia”, ponderó el funcionario provincial.