“El reality ya no me divierte. Pensé que iba a ser más copado”, fue la reflexión que formuló la actriz Georgina Barbarrossa.

 

 

“El reality ya no me divierte. Pensé que iba a ser más copado”. Esa podría haber sido la reflexión de cualquier televidente de “Viviendo con las estrellas” (América) y en tal caso, la productora Endemol no hubiera tenido más problema que la pérdida de un espectador desencantado. Pero quien eso declaró, anoche, en el citado programa, fue una de las figuras que trabajan en él: Georgina Barbarossa. Indignada, desde Carlos Paz, la actriz le dijo al conductor, Marcelo Polino: “Si vas a dar un móvil de un lado y otro móvil del otro, pierde la cosa del reality. Dentro de las personas que se quieren bajar, cuéntenme. Tanto no me divierte que hablé con mi abogado y va a tomar cartas en el asunto”.

 

La referencia de Georgina a “las personas que se quieren bajar” aludía a Federico Bal, quien durante la tarde de ayer manifestó su intención y la de su madre, Carmen Barbieri, de abandonar el reality de América porque “no se nos cuidó”. De todos modos, como Carmen ya había amenazado con renunciar antes incluso del estreno y enseguida se arrepintió, difícil es aventurar qué ocurrirá con ellos.

 

El enojo de Barbarossa, en cambio, lucía genuino. Se originó en las declaraciones de Moria Casán contra ella y Nazarena Vélez en la emisión del lunes. Ayer, para seguir exprimiendo el asunto, volvieron a emitir el tape. Acto seguido, les dieron la palabra a Nazarena y a Georgina, desde sendos móviles. “De la señora no hablo más —dijo Georgina—. Si quieren, hablemos de otra cosa. Hay miles de temas para hablar”, sostuvo. Y siguió disparando contra el ciclo del que forma parte: “Pensé que el programa iba a ser diferente. No me estoy divirtiendo y prefiero irme. Desgraciadamente, lo que garpa es la violencia, la maldad y que haya sangre, y es una pena que sea así. Garpa más que nos peleemos, y para mí, no es divertido”.

 

Coincido con Georgina en lamentar que la riña sea la niña mimada por los medios y el público. Lo que me asombra es que le asombre. Si los espectadores advertimos desde hace rato que es ésa la tendencia dominante, no comprendo cómo es que a Barbarossa todo esto la ha tomado por sorpresa. Algo por el estilo le señaló Marcela Tauro, integrante del jurado de “Viviendo con las estrellas”. Palabra más palabra menos, la periodista le marcó a Georgina que al momento de aceptar el convite, ella sabía que Moria integraría el ciclo y, dada la enemistad entre ambas, no era difícil deducir que, antes o después, los cañones apuntarían en esa dirección. Georgina comenzó a responder. El enlace con su móvil falló. Pero parece que el enojo le duró unas cuantas horas más, porque a las 00.24 de hoy, tuiteó: “Que en el siglo 21 era de comunicaciones no se pueda hacer 1 móvil para hacer un descargo…”.

 

Antes de que la tecnología fallara, consciente de que Georgina se había ofuscado en serio, Polino optó por cambiarle de tema. Le propuso mandar al aire la nota que ella había grabado con el participante encargado de seguirla. ¿Qué le contó Georgina al aspirante a notero? Que hace tres años que no tiene relaciones sexuales, cuándo y con quién fue su debut sexual, por qué no le interesa el sexo sin amor… En fin, la otra cosa que “garpa” en estos tiempos: el relato público de la intimidad más íntima. Así estamos…

 

 

Fuente: Clarín