17.7 C
Santa Fe
jueves 16 de septiembre de 2021

Se derrumbó parte de un edificio

Te puede interesar

Fue esta madrugada, en un inmueble de calle 1º de Mayo al 1.300, entre Entre Ríos y Amenábar, en barrio sur. Los vecinos se despertaron con el estallido de los ladrillos contra el suelo, lo que generó conmoción. Personal del Municipio acudió al lugar e interrumpió el tránsito para evitar tragedias. Además, también concurrieron operarios de la EPE que cortaron el suministro eléctrico. El Municipio también adoptó medidas.
Milagros Fernández (LT10)

Eduardo Castellitti (LT10)

 

Cerca de las 4 de la mañana, una detonación seguida por una intensa luz como un relámpago despertó a los vecinos de calle 1º de Mayo entre Amenábar y Entre Ríos. Al menos así lo describieron a LT10 aquellos que prestaron su testimonio para dar fe del pánico que sintieron.

Milagros Fernández, residente del edificio siniestrado, relató la situación con detalles. Inmediatamente después del estallido se comunicó con el número de emergencias 911 para pedir colaboración. La policía arribó de inmediato y comprobó que se había derrumbado parte de una arcada correspondiente al inmueble. Varios ladrillos se encontraban en el piso, conjuntamente con cables del tendido eléctrico.

La primera determinación de la fuerza pública fue citar al lugar a operarios de la Empresa Provincial de la Energía, que tomaron los recaudos del caso, y a Bomberos de la URI, quienes se hicieron cargo de la situación. Afortunadamente, ninguna persona resultó lesionada, gracias a que la construcción caída pertenecía a un elemento que decoraba una terraza ubicada sobre el primer piso. Detrás se encuentran los siete pisos con que el edificio cuenta (tres departamentos por cada uno), cuyos moradores solo padecieron el susto inicial.

Hasta el momento, todo el inmueble permanece sin luz y se desconoce cuánto tardará la EPE en devolver el suministro. Es que aún se desconocen las causas del derrumbe, por lo que inicialmente se deberá peritar el área. Hasta tanto ello se concrete, cintas de PELIGRO interrumpen la circulación vehicular y peatonal sobre 1º de Mayo.

Según se supo, la residencia pertenece a una empresa constructora e inmobiliaria local, cuyos responsables aún no se comunicaron con los inquilinos para dar explicaciones o conocer en detalle el estado de salud de los mismos. Al menos así lo comentó Milagros, que vive en el cuarto piso y espera respuestas. Aunque reconocio que hace dos años reside allí y, hasta ahora, “nunca hubo ningún problema”, se mostró molesta por que “todavía no se acercó nadie” y “nadie nos pudo decir a qué se debió esto”.

 

Por su parte, la Municipalidad fijó su postura a través del subsecretario de Ordenamiento Territorial, Eduardo Castellitti, quien comentó las medidas adoptadas desde el área. En contacto con los medios locales, señaló que “como primera medida, personal de Edificaciones Privadas concurrió al lugar, se tomaron las primeras medidas preventivas y, automáticamente, concurrió la Dirección de Riesgo”.

Con el correr de las horas, además, y habida cuenta que se trató de una “cuestión intempestiva, vimos que no era algo tan drástico, fundamentalmente porque no pertenece el área que se desprendió a la estructura habitable del edificio. Sino todo lo contrario, es una cuestión ornamental”, apuntó Castellitti.

En una segunda etapa, desde el Municipio se procedió a tomar medidas. “Hay que decir que la parte privada estuvo con nosotros, y ya se están dando las primeras medidas de limpieza y de seguir analizando partes que pueden tener un riesgo de desprendimiento, aunque no se ven riesgos mayores de desprendimiento porque es muy sólida la estructura”, explicó el funcionario.

[comentarios]

Últimas noticias