El futbolista habló por primera vez después de separarse la la blonda, quien ahora está de novia con el jugador del Inter.

 

 
En la novela encarnada por Wanda Nara y Mauro Icardi había un personaje que hasta ahora había optado por el silencio. Estamos hablando de Maxi López, hasta hace poco marido de la modelo, con quien tuvo tres hijos. Fue Wanda quien contó en todos lados su decisión de separarse del jugador que acaba de volver a Sampdoria, la que luego empezó a escribirse con el futbolista del Inter, la que vino a Buenos Aires… en fin, la que quiso contar su historia, aunque estuvo un poco imposibilitada por el bozal legal que su marido en un intento desesperado por mantenerla callada quiso aplicar, con poco éxito.

En una entrevista con el medio italiano, La Gazzetta dello Sport , por fin habló Maxi. “No hay rencores con Wanda. Sólo pienso en mí y en la tranquilidad de mis hijos. Es lo único que importa en esta historia. Es inevitable que si uno vive con una persona mediática, estas cosas puedan suceder”, dijo el delantero.
Mientras el silencio era el método elegido por el futbolista, Wanda elegía protagonizar tapas de revista. Las palabras de Maxi llegan después de que trascendiera la primera foto donde están los tres lados del triángulo juntos en el cumpleaños de Valentino, el hijo mayor del quebrado matrimonio.

Sobre su estado civil actual -mucho se habló de una amante-, Maxi dijo: “Digamos que mi nuevo amor es el fútbol. Creo que es mi tiempo y quiero volver a jugar bien. Es el año del Mundial, un año especial para nosotros en América del Sur”.

 

 

Fuente: Personajes.Tv