Un efectivo del Servicio Penitenciario debió ser derivado a un centro médico este lunes luego sufrir la descarga de una tormenta eléctrica. Si vida no corre peligro, aunque la esposa contó en El Tres que “está aturdido, casi no escucha y tiene mucho dolor de cabeza”.

 

 

Un guardiacárcel del establecimiento penitenciario de Coronda debió ser hospitalizado este lunes luego de que un rayo impactara cerca de la garita en la que ejercía sus funciones.

Poco después de las 9.30 de la mañana, la actividad eléctrica en medio de una tormenta hirió al efectivo.

“Está aturdido, casi no escucha y tiene mucho dolor de cabeza”, detalló la esposa del herido, en diálogo con De 12 a 14 (El Tres).

El guardiacárcel está fuera de peligro, aunque permanece internado para someterse a nuevos estudios.

 

 

Fuente: Rosario3