Durante los años ’30 se convirtió en la estrella infantil más famosa del cine estadounidense, con solo 5 años. Una década después, los éxitos desaparecieron. En 1967 fue candidata a congresista por partido republicano, pero no fue electa. Luego ocupó cargos diplomáticos en las presidencias de Richard Nixon, Gerald Ford y George Bush. Falleció a los 85 años.

 

 

 

Temple, nacida en 1928 en Santa Monica, también en el estado norteamericano de California, actuó en más de 40 películas, pero la mayoría de ellas las rodó antes de su décimo cumpleaños. A partir de 1935, fue durante unos años el mayor imán de público de Hollywood, y a los seis años, la niña de hermosos rizos y dulce sonrisa jugaba con un galardón especial, un mini Oscar honorífico.

Cuando apenas contaba con cuatro años, de la noche a la mañana se convirtió en una estrella. Hasta el presidente Franklin D. Roosvelt sucumbió a su encanto y agradeció a Temple que hubiese conseguido que el país sonriera en tiempos de depresión. Conquistó a los espectadores con “Bright Eyes” y “Curly Top and Heidi”. Su carrera cinematográfica era una lucha contra reloj. Cuando llegó la adolescencia se acabaron los éxitos.

En 1940 fracasó “The Blue Bird” en la taquilla y su carrera de estrella infantil estaba acabada. Intentos posteriores de seguir con pie firme en Hollywood fracasaron y dejó el mundo del cine en 1949.

Temple tuvo dos matrimonios. A los 17 años se casó en 1945 con el actor John Angar, con quien tuvo una hija. El divorcio llegó en 1949 y al año siguiente volvió a contraer matrimonio con el veterano de la Marina Charles Alden Black y fue madre de un varón en 1952. Estuvo con Black hasta su muerte en 2005.

 

 

 

Fuente: Página/12