Es para evitar los actos de vandalismo sobre las luces del emblemático enlace. También se clausuraron los accesos internos a cada antena, para imposibilitar el ascenso a la parte superior de la estructura.

 

Por motivos de seguridad, y dadas las constantes violaciones que se registran en contra del sistema de iluminación del Puente Colgante, el Gobierno de la Ciudad colocó elementos de hierro para dificultar el acceso a las torres -denominadas ?antenas?-. De este modo se busca impedir los intentos de destrucción o que los aparatos de iluminación sean sustraídos.
Paralelamente, se procedió a clausurar los accesos internos a cada antena, soldando los chapones para imposibilitar que se pueda acceder a la parte superior de la estructura.
Como se sabe, los actos de vandalismo en los distintos espacios públicos de la ciudad demanda una importante inversión no sólo en equipamiento, sino también en lo que respecta a iluminación, donde los costos son cada vez más elevados. Y también requiere de una gran cantidad de horas de trabajo de personal calificado para operar en dichos temas.

 

Puente Colgante