La medida impulsada por el Gobierno de la Ciudad se iba a implementar desde hoy pero fue postergada hasta nuevo aviso. Es porque la incesante lluvia de la víspera impidió la colocación de señalética en las calles Avellaneda, Javier de la Rosa y Dorrego. 

El Gobierno de la Ciudad informa que se postergó la aplicación de la Ordenanza N° 12.053, cuyo desarrollo está basado en estudios de movilidad urbana realizados en el Distrito Este, compatibilizado con estudios más globales como la rejerarquización de la Red Vial Urbana a partir de la fragmentación del tejido urbano producida por las vías del ferrocarril.

En este caso, estaba previsto que desde hoy se implementen cambios de sentidos circulatorios sobre las calles Dorrego, Avellaneda y Javier de la Rosa para otorgar coherencia circulatoria, unificando los sentidos de transitabilidad para posibilitar de esta manera una mayor fluidez al tránsito vehicular en los sectores urbanos correspondientes en las jurisdicciones de las asociaciones vecinales Guadalupe Oeste y Coronel Dorrego. No obstante, las modificaciones fueron suspendidas hasta nuevo aviso.

La Dirección de Tránsito y Seguridad Vial tenía previsto montar un operativo especial ayer para ordenar la circulación e informar a los conductores sobre estas modificaciones. Además, se iba a colocar la señalización tanto horizontal como vertical correspondiente, lo que no pudo concretarse por la incesante lluvia que cayó.