La actriz volvió a dar la nota con un tropezón tras su “papelón” del año pasado. Esta vez fue en la alfombra roja y pudo agarrarse de alguien para no terminar en el piso.

 

Increíble pero real. Jennifer Lawrence se volvió a caer en la entrega de los Premios Oscar, pero esta vez, en la alfombra roja.

La actriz, que está nominada como actriz de reparto por Escándalo Americano, se había dado un gran tropezón el año pasado cuando subió al escenario a recibir el premio por su trabajo en El lado luminoso de la vida. Y esta vez no quiso ser menos.

Las imágenes de esta (segunda) caída se vieron en vivo por E! entertainment televisión. Lawrence caminaba por la red carpet, saludaba a los fans y se tropezó con su largo vestido rojo de Dior. De todas formas, el tropezón no llegó a ser caída, porque enseguida se pudo agarrar de sus acompañantes. Divertida, se rió del asunto y siguió adelante.

Otra de las perlitas de la noche fue Giuliana Rancic, integrante del grupo del Fashion Police de E!. La periodista y presentadora de televisión abrió uno de los bloques con una confesión: “Mi cierre se rompió”, admitió, y las cámaras mostraron el problema de su bello vestido.

 

Fuente: Ciudad.com