Es difícil sobrevivir a un éxito, pero ellos le pusieron empeño y -con menor o mayor suerte- intentan librarse de la “maldición de la isla”.

Diez años atrás, J.J. Abrams, Jeffrey Lieber y Damon Lindelof ultimaban los detalles para el lanzamiento de una ambiciosa serie sobre las desventuras de un grupo de personas “encerradas” en una isla. Probablemente no se imaginaban, por entonces, que su criatura no sólo despertaría la atención -luego devenida en devoción- de millones de personas alrededor del globo, sino que también marcaría un antes y un después en la forma de contar una historia para la televisión.

Pero Lost no sólo cambió ciertas estructuras de la industria, sino que también modificó para siempre las carreras y las vidas de sus protagonistas. Con mayor o menor suerte, todos los actores trataron de sortear la “maldición de la isla” y encaminarse hacia nuevas experiencias como para sacarse de encima los encasillamientos.

 

 

Evangeline Lilly o “Kate Austen”

 

Es, definitivamente, la que menos quedó “pegada” a la serie. Elegida entre 75 actrices que aspiraban a componer a la heroína de la serie, estuvo a punto de quedar afuera por no conseguir la visa que la habilitaba a trabajar en territorio estadounidense (porque, aunque muchos no lo sepan, Evangeline es canadiense). Lo cierto es que su personaje terminó apareciendo en 116 de los 121 capítulos que se emitieron. Extenuada, ni bien terminaron las grabaciones, amagó con abandonar la actuación para siempre para dedicarse de lleno a su otra gran pasión: la literatura infantil. Pero la actriz volvió al ruedo y participó de la multipremiada Vivir al límite , la taquillera Gigantes de acero y, más recientemente, en la segunda entrega de El Hobbit: La desolación de Smaug . Evangeline participará también de la última entrega de la trilogía de J.R.R. Tolkien y podría convertirse en una “chica Marvel” de confirmarse su participación en Ant Man , actualmente en preproducción.

 

 

Matthew Fox o “Jack Shepard”

 

Su cara ya era reconocida por muchos gracias a la sensiblera Party of five , una serie en la que componía a un joven que debía hacerse cargo de sus cuatro hermanos luego de que sus padres murieran. Por eso, para Matthew, componer al correctísimo líder de los náufragos no fue nada complicado, aunque sí bastante insoportable. Así, luego de hacer participaciones en Puntos de vista o Meteoro -ambas estrenadas en 2008-, se retiró por un tiempo de la escena y no la pasó nada bien: en 2011 fue acusado de golpear a una mujer que conducía un colectivo y, un año más tarde, fue detenido por manejar en estado de ebriedad y terminó internado para tratar su adicción al alcohol. Casi en paralelo, se produjo su regreso a la pantalla grande, con las películas En la mente del asesino y Guerra Mundial Z . Actualmente se encuentra filmando Welcome to Harmony , bajo las órdenes del español Miguel Ángel Vivas. Claramente, Matt no quiere saber nada con volver a hacer tele.

 

 

Jorge García o “Hugo Reyes”

 

El actor que interpretó al bonachón “Hurley” siguió apostando por la televisión: hizo apariciones en series como Californication , How I met your mother y Fringe . En 2012 protagonizó la olvidable Alcatraz y, a partir entonces, le puso todas las fichas al cine. Además de trabajar en algunos cortometrajes (¡eso sí que es hacerse de abajo!), este año lo veremos en la película de terror indie Cooties (junto a Elijah Wood) y en la comedia Get a job.

 

 

Dominic Monaghan o “Charlie Pace”

 

Aunque su personaje murió trágicamente en la temporada 3, “Charlie” se consagró como uno de los personajes más queridos de Lost . Dominic no se mantuvo quieto e hizo un poco de todo -desde personificar a “Bolt” en X-Men: Orígenes, un rol en la serie de ciencia ficción policial FlashForward -, hasta ponerse de novio con Evangeline Lilly, el muchacho hizo casi de todo. Hoy, le da rienda suelta a su amor por la naturaleza y conduce Wild Things with Dominic Monaghan , un docu-reality que produce la BBC estadounidense y que va por su segunda temporada al aire.

 

 

Josh Holloway o “James ‘Sawyer’ Ford”

 

Lo primero que hizo al terminar de grabar la serie fue cortarse el pelo. “Odiaba tenerlo así de largo”, admitió en una entrevista. También hizo todo por despegarse del vaquero un poco áspero pero de buen corazón que compuso en la serie, y por eso se negó a interpretar a “Gambito” en X-Men: Orígenes (2009) al considerarlo “demasiado parecido” al rol que lo consagró. Probó con la comedia ( Stay cool , de 2009), pero se quedó en las películas de acción: Misión: imposible – Protocolo fantasma (2011), Paranoia (2013) y Sabotage (aún no estrenada). Este año, Josh volvió a la pantalla chica como protagonista de Intelligence , una serie que estrenó el 7 de enero en Estados Unidos con críticas favorables.

 

 

 

Fuente: Rolling Stone