El joven, de 29 años de edad, fue encontrado ayer por un familiar, en un hotel de la sureña ciudad santafesina. Había desaparecido el pasado sábado cerca del mediodía, después de bajar de un taxi en la intersección de Las Heras y Calchines, a menos de diez horas de su casamiento. Su padre confirmó esta mañana que el joven, “tuvo un problema económico con el tema de la fiesta y se asustó”. Hoy por la tarde, Fernando intentó explicar ante los medios lo que le sucedió.
Fernando Marengo (LT10)

Fernando Marengo fue encontrado en la tarde de ayer en la ciudad de Rosario. Hasta allí llegaron su novia y su hermano mayor, ante la versión de algunos conocidos íntimos del muchacho que señalaban a la localidad del sur provincial como posible lugar de residencia. El joven estaba en un hotel ubicado frente a la estación terminal de ómnibus.
Los padres confirmaron la información a los medios. Entre llantos, la madre relató que ya había conversado telefónicamente con su hijo, que estaba en buen estado de salud y que aguardaba su llegada para estrecharlo en sus brazos. Finalmente se trató de una ausencia voluntaria.
En diálogo con LT10, Edgardo Marengo, padre del muchacho, contó que “lo encontraron en Rosario entre la policía, los hermanos, la novia y lo amigos” y confirmó que el motivo de la huida fue un problema económico “con el tema de la fiesta. Se asustó, se bloqueó”, dijo. Ahora, “ya está de vuelta, está bien y tenemos que ver cómo solucionamos el problema económico que tiene”, agregó, aunque aseguró no saber todavía “cómo devino ese problema económico” y que sólo tiene conocimiento de que faltó completar un pago”.
“Cuando lo encontraron estaban en estado de shock y se fue recomponiendo a medida que hablaba con el hermano. Tenemos que evaluar todas las cosas para saber qué le pasó y por qué le faltó esta plata. El fiscal me aconsejó que espere unos días para hablar con él sobre esto”, manifestó Marengo.
Edgardo Marengo (LT10)

 

 

Qué pasó 

 

Vale recordar que el masculino, de 29 años de edad, iba a contraer enlace el mismo sábado en que se lo vio por última vez. Por ello, y debido a que la relación con su futura esposa era la habitual y no había sufrido sobresaltos, la familia deslizó la hipótesis de que se tratara de un secuestro, un robo o un hecho de inseguridad. Fueron pocos los que consideraron la posibilidad de que se tratara de una fuga.
En la mañana de este lunes, la novia de Marengo relató los últimos minutos que pasaron juntos: “ese día tenía que pagar una deuda que había quedado con la chica de la mesa dulce, eran dos mil pesos. El taxi lo tomó de mi casa a las 11.15 de la mañana, fue a calle Vittori y Maipú, después dijo ‘No, me confundí, voy Las Heras y Calchines’, y según el taxista no tuvieron diálogo”.
Al ser consultada sobre el comportamiento previo a su desaparición, Virginia agregó que “él no manifestó ningún estado diferente al de siempre, estaba contento, entusiasmado. Hablé con los amigos y me dijeron que no vieron nada raro”, contó temprano. Sin dudas, la muchacha esperará con ansias reencontrarse con él para oír las explicaciones que pueda darle.
Virginia (LT9)