De este modo, dejó en claro que con el hallazgo de los pasadizos subterráneos en Rosario se derribó aquello que los abogados defensores de los Cantero hacían aparecer como un mito. “Se demostró que el grupo tenía una muy buena logística y una muy buena capacidad organizativa” para construir esos túneles, detalló el funcionario judicial. Además, destacó que buena parte de la labor se pudo concretar gracias al trabajo conjunto de provincia y Nación y opinó que la banda de “Los Monos” está “muy debilitada”.
Guillermo Camporini (LT10)

En la mañana de hoy, conversó con LT10 el Dr. Guillermo Camporini, fiscal de Cámara de Rosario, quien se refirió en detalle a los dos túneles -hasta el momento- encontrados en esa ciudad del sur de la provincia (Ver Enlaces). Según dijo, estas tareas que aún se realizan en el barrio La Granada, tienen “una importancia fundamental para la investigación que pasa por lo siguiente: Desde que el Dr. Viena comenzó la misma hace más de un año y se allanó con el hallazgo de armas, vehículos, drogas, etc. se hablaba de la existencia de túneles que utilizaba esta gente para acopiar armas, dinero, elementos provenientes de la actividad ilícita y para escapar de operativos”.

Mientras esas versiones corrían, “los defensores de esta gente (en referencia a la familia Cantero) decían que era un mito difundido solo para tirar más fardo a la gente. La importancia de lo de ayer, que fue producto de una larga investigación con trabajo de calle, inteligencia, informantes, se demostró que no era mito sino realidad”, dijo.

En ese sentido, subrayó que “los túneles están y muy pero muy bien hechos, con protección, cubiertos con membranas para que en caso de lluvia no pasara humedad, con respiraderos, accesos a viviendas, paredes fortificadas, etc.”. Este descubrimiento permitió comprobar “que el grupo tenía una muy buena logística y una muy buena capacidad organizativa”.

Por otra parte, el fiscal opinó que trabajos de este tipo, sirven para afectar más a la banda delictiva que, según su óptica “está muy debilitada: hay detenidos, muertos y prófugos”, por lo que resulta complejo que pueda reorganizarse para retomar su actividad delictiva.

Además remarcó la importancia de las conexiones entre provincia y Nación para avanzar en este sentido. “Cuando empezamos a trabajar en esta causa había mucho recelo de la justicia federal y afortunadamente en la órbita política se tomó conciencia de que debía ser un trabajo conjunto”, explicó. Esta concientización se materializó con la rúbrica de algunos compromisos entre las órbitas que demuestran “que se ha tomado conciencia de que no es un problema mío, tuyo o de él sino de todos”.