De esta manera se expresó el abogado penalista Diego Di Siena, quien hizo referencia a la reforma del Código Penal que se estudia por estos días a nivel nacional. Sobre el tema, Di Siena comentó que es importante “escuchar todas las voces”. Por otra parte recordó que aún “no ingresó al Congreso”, por lo que todavía no se sabe qué puede pasar con los cambios que se estudian y debaten.

La reforma del Código Penal se transformó en uno de los temas importantes que rodean la agenda periodística y política por estos días. Por tal motivo esta mañana Diego Di Siena, abogado penalista, brindó algunas explicaciones en el estudio de Santa Fe Directo (Canal 13).

El abogado explicó que el Código que actualmente está vigente “proviene de 1921, tiene más de 90 años de existencia”. Durante todos esos años “se le hicieron modificaciones tipo parches, llegó a sumar 900 modificaciones”.
Cabe señalar que un Código de estas características debe “reunir toda la materia, hacer un cuerpo de normas que regule toda la materia” y actualmente el que rige deja “340 leyes por fuera del mismo”.

Por otra parte Di Siena comentó que “estamos efectivamente ante un Gobierno que termina su ciclo, son medidas que debería tomar un Gobierno cuando llega o por consenso”. Cabe recordar que el Código Civil llevó “casi dos años de discusión” y un Código Penal “no se puede discutir en pocos meses”.

En cuanto al debate, cada una de las partes “propuso textos alternativos y todo debe ser considerado”. Incluso se realizaron “otros proyectos” que también deben ser analizados y expuestos en la discusión.

Las modificaciones que por el momento se analizan “no ingresaron al Congreso”. Es por ese motivo que “no sabemos que va a pasar con el anteproyecto, si se mantendrá tal cual está, se habrá cambios o si no se mandará nada”, explicó el abogado.

Penas que se analizan

Uno de los temas que más dudas y comentarios generó fueron las penas que se otorgarán ante determinados delitos. Algunos sectores plantearon el endurecimiento de las mismas. Sobre esto Di Siena comentó que “los endurecimientos de penas no dieron resultados, porque lo estamos discutiendo ahora, la gente sigue pensando que las penas argentinas son benignas, las modificaciones que tenemos por año implican nuevos delitos con más penas”.

Por otra parte, aclaró que “la reforma es un cambio de leyes que no impacta en los presupuestos”, lo que debería estudiarse son “medidas de seguridad, sociales pensando en largo plazo disminuir el índice de criminalidad que tenemos”.