La cantante se puso el vestido de novia para su nuevo video, “Empire”. ¿Habrá captado el mensaje el defensor del Barcelona?

En 2010, cuando todavía estaba de novia con Antonito de la Rúa, Shakira no parecía muy conforme con la idea del casamiento: “Los hombres se ponen vagos y desatentos cuando se casan. Te consideran algo dado, por lo que no hay que pelear, y dejan de esforzarse por la relación. Estoy segura de que una relación funciona mejor cuando eres la novia y no la esposa de tu pareja”, decía por entonces. Aunque con De la Rúa hubo planes de boda, la relación no llegó a buen puerto y terminaron las perspectivas de pasar por el altar.

Hasta ahora. Desde que está con Gerard Piqué y juntos se convirtieron en padres de Milan, la cantante parece haber cambiado su forma de pensar. O, al menos, ya no le parece tan mala idea eso de ponerse un vestido blanco y entrar con un tocado de flores a una iglesia para abandonar la soltería, por más que en las entrevistas se esfuerce -ya sin el mismo ahínco, por cierto- por decir que así están muy bien y que no necesitan papeles para validar su amor.

En su nuevo video, “Empire”, la colombiana parece estar enviándole una indirecta bastante directa a su novio… ¿Habrá tomado nota el defensor del Barcelona? Lo malo, en todo caso, es que en el medio del clip el vestido se prende fuego, se vuelve negro y ella pasa de ser una “cándida enamorada” a una “mujer desencantada”. ¡Ojo con “Shak”, que es de armas tomar!
Fuente: La Nación