De esta manera se expresó el presidente de la Unión Industrial de Santa Fe en los estudios del programa Santa Fe Directo (Canal 13). Alejandro Taborda abarcó diferentes temas, entre ellos la situación actual de las industrias de la zona y cómo se verán afectadas con la quita de subsidios al agua y al gas, anunciado ayer por el Gobierno nacional.

En cuanto a este último tema, Taborda llevó tranquilidad, ya que aseguró que la industria, fundamentalmente del interior del país, “está poco afectada por los subsidios”. Los más perjudicados, en este caso, serán los residentes en “Capital Federal y Gran Buenos Aires, lugares donde existen más subsidios”. Sin embargo agregó que estamos frente a un “esquema bastante complicado”.
Por otra parte el titular de la Unión Industrial aseguró que desde el organismo buscan y apoyan todo lo esté relacionado a “la parte informativa de la gente”. Esto se debe a que el devenir económico provocó que muchos “pierdan la noción de lo que salen” los productos en la actualidad, por lo que “la información pública es muy importante”. “La industria, generalmente, sale con un precio al mostrador y son los que aguantan los plazos de pago y el aumento de materia prima”, aseveró Taborda.
Todos estos datos, sumados a la “baja demanda, donde los aumentos no están trasladados en la medida que incide en los costos”, hacen que las industrias atraviesen una “pérdida de rentabilidad y que los incrementos de costos son inferiores a los incrementos de precios”.
Crisis en la empresa Estambul
Por su parte, el presidente de la Unión Industrial hizo referencia a la crisis económica que atraviesa, por estos días, la empresa santafesina Estambul. Al respeto, Taborda afirmó que desafortunadamente no es la única que sufre estos vaivenes. “Lamentablemente, algunas prefieren darlo a luz, como Estambul, y otras lo están peleando desde el silencio, más el apoyo que le podemos dar desde las instituciones intermedias y desde el Estado”.
En el caso de la empresa que se dedica a la producción de agua de mesa, gaseosa y bebidas, ha tenido una sumatoria de factores que lo llevaron a esta situación. “Incremento de tasa de interés, achicamiento de pago a proveedores, la dificultad de tener una carpeta en un banco con los impuestos al día”, son algunas de las causas. Asimismo dijo que “tenemos que ser creativos en este momento, trabajar con el Ministerio de Trabajo de nación y provincia”.
Cabe destacar que la empresa posee “60 puestos de trabajo” que por estas horas atraviesan la situación y que deben ser preservados.
Actualidad del sector automotriz
Finalmente se abordó el tema del sector dedicado a los automotores. Sector que luego de la devaluación, “se vio afectado”. En el caso de Santa Fe, más allá de General Motors, no se trata de “una provincia netamente autopartista, por lo que no ha afectado en la generalidad”. Pero, afirmó que “ha decrecido en su incremento de producción, sumado a una falta de demanda del lado brasilero y la dificultad de obtener repuestos y el impuestos automotor, ha pegado fuertemente en los precios y al no venderse autos de alta gama esto repercute en la baja”.