De esta manera lo explicó Andrea Ramos, abogada querellante de Esteban Santa Cruz, bombero que sufrió lesiones a raíz de los disturbios ocasionados en el partido entre Colón y Belgrano que se disputó en nuestra ciudad.
De acuerdo a lo expresado por Ramos “esto es algo que se esperaba, no quedaba otra, las pruebas recolectadas eran suficientes como para determinar en probabilidad que el señor Olave es autor de este hecho”. Cabe señalar que Olave fue procesado por “lesiones leves dolosas”.
Además la abogada comentó que lo más graves es “que esto se produjo en un estadio público deportivo”. Es por esta razón que desde su lugar se solicitó la “inhabilitación en caso de condena”. El tiempo de inhabilitación se desprenderá de la dedición del juez, quien se basa en “la Ley nacional deportiva que establece un mínimo y un máximo”.
Por otra parte, Ramos confirmó que, tal cual lo dispuso el doctor Orlando Pascua se realizó una “traba de embargos sobre los bienes libres del señor Olave por la suma de 100 mil pesos, que no es el importe que se resarciría económicamente a mi cliente”.
Cabe recordar que el encuentro se disputó el 18 de agosto del año 2012 en cancha de Colón. El incidente se desató cuando los uniformados intentaron cumplir por la fuerza con la orden de desalojo visitante. Esa acción desmedida motivó la reacción de la gente y de los futbolistas del Pirata. Olave golpeó a un bombero que actuaba ante esa situación. Como consecuencia del hecho Santa Cruz “perdió dos dientes, los cuales tuvieron que ser reimplantados, obviamente a cargo de mi cliente corrió ese gasto, además perdió el conocimiento y la rotura de sus lentes, así como también la situación le ha traído aparejado a él y a su familia una serie de dificultades e inconvenientes que obviamente esto tiene que ser resarcido y la única manera es económicamente”.
Ramos aclaró que lo más preocupante en el accionar del arquero cordobés es que “Olave desde el arco de él se va directamente al arco donde se encontraba la simpatía de los Piratas cordobeses y en vez de amenguar las cosas, lo que hizo fue directamente efectuar un golpe de puño directo a la mandíbula en parte izquierda a mi cliente, sin mediar palabra”.