Ante el anuncio sobre la creación del Ministerio de Cultura de la Nación, esta mañana se pronunció María de los Ángeles “Chiqui” González, titular de la cartera provincial. Ponderó la medida del Ejecutivo nacional. “Es decir que Cultura tiene un área de importancia como Educación o como Salud. Y es casi imposible trabajar políticas sociales integradas sin esa paridad”, argumentó. También se refirió a la designación de Teresa Parodi al frente del flamante organismo.

María de los Ángeles González (LT10)

Desde su perspectiva, “abre muchísimo” que Cultura sea Ministerio. “Incluso, soy parte del Consejo Federal de Cultura, donde nos reunimos las autoridades máximas de Cultura de cada provincia, y que siempre es presidido por la Nación. El único Ministerio que había fuera de la ciudad de Buenos Aires, luego se creó el de Santa Fe, nosotros fuimos pioneros y fue motivo de comentario insistente”, declaró González este miércoles en diálogo con LT10.

 

 

Así también indicó que “para hacer una buena ley de Cultura, una ley garantista, que trate lo que la Unesco plantea sobre ese uno por ciento en todos los niveles para Cultura como área”. Además de Santa Fe, las otras provincias que comprenden el área de Cultura como cartera son Entre Ríos y Mendoza.

 

 

En tal sentido, la ministra santafesina consideró que la medida adoptada por la presidente Cristina Fernández de Kirchner “es muy importante porque jerarquiza el área muchísimo. Es una manera interesante e importante, por lo menos, lo que pasó en la provincia de Santa Fe desde la gestión de (Hermes) Binner, es decir que Cultura tiene un área de importancia como Educación o como Salud. Y es casi imposible trabajar políticas sociales integradas sin esa paridad”, argumentó. Y agregó: “El rango de Cultura te pone en el gabinete, te pone al lado de la propia presidente, le da al campo de la Cultura una importancia tremenda en la agenda política”.

 

 

Con respecto al nombramiento de Teresa Parodi, como titular de la flamante cartera nacional, González opinó que es “una mujer de principios”. “No la conozco en absoluto en temas organizativos, sé que el ministro necesita muchísima formación para manejar las cuestiones institucionales y burocráticas, pero no puedo decir nada más de lo que es como artista y como persona. Salvo en el Centro de las Madres, no la he visto en ningún tipo de gestión pública. Por lo tanto –definió la ministra– no puedo hacer ningún tipo de juicio”, concluyó.