21.1 C
Santa Fe
lunes 20 de septiembre de 2021

Bailando por un sueño: el jurado fue lapidario con Matías Alé y se desató un escándalo

Te puede interesar

El debut de Matías Alé y Sabrina Ravelli fue uno de los más polémicos desde que volvió Bailando por un sueño. El actor y su pareja recibieron fuertes comentarios de los miembros del jurado y todo terminó en una discusión que se extendió una gran parte del programa.

La pareja no obtuvo un puntaje tan bajo como otros concursantes pero sí duras devoluciones que el joven no dejó pasar tan sutilmente. Nacha Guevara le puso un 5, Soledad Silveyra un 4 y Marcelo Polino también un 4, Moria, en tanto, tuvo el voto secreto.

Como es habitual, Nacha fue la primera en dar su mirada. Aunque arrancó con un tono conciliador, poco a poco, fue subiendo el nivel de exigencia para con Alé y Ravelli. “Me encanta que estén enamorados. Por lo que veo Matías sos una persona muy amable pero aquí se trata de bailar ¿Cuántos años hace que participas en el Bailando? ¿Seis años? No se nota, buena voluntad, sí, empeño, sí, pero me parece que estás comiendo demasiados canelones en la casa de tu suegra”, empezó diciendo la actriz.

“No está bueno decirle que come muchos canelones porque se está cuidando”, saltó en defensa su novia. “Es lo que veo, veo una persona dura, rígida, que le cuesta el aire. Puede que no les guste lo que yo diga pero son las reglas de juego, yo estoy aquí y ustedes ahí”, agregó la jurado.

“Puede ser que esté unos kilos arriba pero por un tema en la rodilla pero eso no implica que uno puede hacer un baile mejor o peor. De hecho, en el último certamen terminé como finalista y, tal vez, usted no lo vio”, replicó Alé.

Por su parte, Nacha, no tuvo problema en seguirle contestándole: “Todas esas son justificaciones, no estamos aquí para justificarnos. Ustedes están para salir, hacer algo y nosotros decir lo que opinamos. Para algo me pagan un sueldo”.

“No dije nada que no sea agresivo para que usted se enoje”, añadió él. “¿Sabés qué pasa? Son la pareja número no sé cuánto de esto y yo estoy cansada de ver justificaciones y ver todo el tiempo lo mismo. Tal vez les toca un lugar desafortunado en ese sentido, ya el ojo está cansado, las coreografías se parecen mucho y el género no permite hacer grandes maravillas. Tal vez les ha tocado un lugar desafortunado, lo siento”, retrucó ella.

Alé no conforme con los dichos de Nacha, continuó: “Nosotros no determinamos el orden para bailar…”. Sin embargo, no lograba revertir el pensamiento de la actriz: “Ya lo sé…y justificarse, justificarse, justificarse”.

“No es que nos justificamos, simplemente no somos bailarines profesionales. Me parece que tendría que evaluar como vamos evolucionar gala a gala”, opinó Ravelli, quien en la discusión de su novio y el jurado, poco incursionó. “Lo veré con mucho gusto y me encantará si progresan, me dará mucha felicidad que lo hagan”, le indicó la jurado.

“Y más allá…”, intentó insistir el joven. “¿Cómo hacés para callarlo a este hombre?”, exclamó Nacha. “Simplemente – me parece que como participantes nos podemos expresar – quería decir que hacer hincapié en lo que pueden llegar unos kilos de más no se justifica para decirlo de esa manera y menos en un programa que se mira tanto”, agregó él.

Luego, Moria fue más por el humor e intentó dar su devolución de una manera más amigable. De todos modos, la cosa no terminó ahí. Después de Nacha, fue el turno de Soledad Silveyra, quien tampoco tuvo pelos en la lengua para dar su devolución.

“Una coreografía a la altura de la circunstancias. No quiero ofender los canelones de mamá, ni quiero repetir lo que dijo Nacha. Matías, una pregunta: ¿estudiás actuación?”, lanzó la actriz. “Sí, el año pasado estudié”, le contestó él. “Hay que seguir estudiando”, indicó la jurado. “¿Estudiás baile?”, añadió.”Sí, también, el año pasado….”, explicó él.

“Todo el año pasado. Toda esa naturalidad que tenés, cuando das reportajes, cuando hablás de tus novias, ¿porqué con toda las oportunidades que tenés no estás estudiando continuamente teatro y baile?”, le recalcó Solita. “Vos tenés muchas oportunidades, que muchos actores no las tienen, entonces vos tenés que estudiar más”, concluyó.

“Perdón que interrumpa pero estaría bueno que vengan a ver la obra que hacemos con Matías y después hablen”, afirmó Ravelli. “Le estoy hablando a él”, dijo la jurado y continuó mencionando cuáles fueron para ella los errores: “Eras un ‘pochoclo en la sartén’, saltando continuamente…”.

En ese instante, Matías explotó: “Yo no voy a responder a las provocaciones”. “De ninguna manera digas eso porque yo no te estoy provocando, nosotros damos nuestra opinión. Tema terminado, hay que mejorar y mucho Matías”, contestó Solita.
.
“Quiero defender lo que es mi trabajo. Por más que se rían y se diviertan, me parece genial, estás hablando de la fuente de ingreso de mi familia”, agregó Alé. “Yo no me estoy riendo, yo no tuve seis años un Bailando, yo no tuve esa posibilidad, la estás teniendo vos y tenés que ser responsable de eso hijo”, fue lo último que mencionó la jurado.

Tal fue el nivel de la discusión que la pareja fantaseó – hablando con Tinelli – con la posibilidad de dejar el certamen, ante Nacha que no se guardó nada: “Completamente de acuerdo ¿Ustedes tiene idea de las personas que se levantan a las seis de la mañana, mandan a sus hijos al colegio, que van a esperar el colectivo media hora rogando que no los asalten, que llegan a un trabajo que no le gusta y que no se hacen las víctimas?”.

“Nacha lo que usted dice lo entiendo y yo también lo aplicaría a ustedes que desde el lugar en el que están. Tampoco nunca hacen hincapié en esas personas que se levantan a las 6 de la mañana”, respondió Alé. “No me hago la víctima querido, asumo lo que me toca vivir”, sostuvo Nacha. “Sí, yo lo asumo, igualmente yo prefiero ganarme con mis compañeros de donde trabajo un cálido recuerdo por cómo soy a nivel personal y no solamente arriba del escenario ya que, a veces, es insufrible trabajar con ustedes. Uno pregunta en los teatros por los ídolos y llegan comentarios…”, sentenció el actor en un debate que se extendió más de la cuenta.

“No necesito, no necesitamos estar exponiéndonos a esto. No tengo ganas de tener que decirle esto a Nacha Guevara. Me pueden evaluar pero desde otro lugar. Yo vi todas las parejas y nunca se han ensañado tanto. Hay una animosidad que no tenemos ganas….”, concluyó el participante, indignado con lo que escuchó.
Fuente: Infobae

[comentarios]

Últimas noticias