Un adolescente de 14 años ingresó ayer al hospital de José María Cullen con una herida de arma de fuego en su pómulo derecho. El hecho tuvo lugar en la intersección de Carlos Reutemann y Pedro Doldán. Actualmente se encuentra internado en el hospital de niños, fuera de peligro.

Gastón Oporto (LT10)

Luego fue trasladado al hospital de Niños Orlando Alassia, donde se recupera y está fuera de peligro. Según narró Gastón Oporto, papá de Laureano, el jovencito “venía de la escuela –junto a su hermana de 12 años–, caminaron unas 10 cuadras, cuando doblaron por Reutemann y se encontraron en medio de un tiroteo”.

 

En diálogo con LT10, Oporto especificó que todo sucedió alrededor de las 12.30. Y consignó que “Laureano está bien, está consciente, aunque todavía tiene alojada la bala en la cabeza”.

 

Laureano, por lo demás, juega al fútbol en Nueva Horizonte y tenía previsto viajar a Buenos Aires para probarse en un club. “Estaba muy ilusionado con esa posibilidad”, dijo el papá.

 

Por su parte, el doctor Osvaldo González Carrillo, director del hospital de Niños Orlando Alassia explicó que “el joven se encuentra cuidado por los clínicos, pediatras y cirujanos del nosocomio, aparentemente no tendría lesiones óseas”. De todas formas el director de la institución explicó que “habría que ver en algún momento de extraer el proyectil”, ya que aún se encuentra alojado.