23.4 C
Santa Fe
lunes 20 de septiembre de 2021

En un partido vibrante, Argentina le ganó a Nigeria

Te puede interesar

La Selección derrtotó 3-2 a los africanos en Porto Alegre. Dos goles de Lionel Messi en el primer tiempo, el segundo tras un magnífico tiro libre, y otro de Marcos Rojo en el complemento, dejaron a los de Sabella en lo más alto del Grupo F. El martes enfrentará en octavos al segundo de la zona E.

A los dos minutos de juego Messi había tocado dos veces la pelota: cuando sacó del medio y una descarga para atrás en el medio de la cancha, la tercera vez que hizo contacto con el balón fue para hacer el primer gol.

Entró al área, tomó el rebote de un disparo en el palo de Ángel Di María en la primera llegada de Argentina y con un remate violento puso el 1 a 0. A partir de allí el capitán de la Selección comenzó a jugar su mejor partido en Brasil 2014.

Más suelto y movedizo que en los encuentros ante Bosnia e Irán, fue el conductor del elenco de Sabella, se hizo dueño de la pelota y se juntó con los delanteros y los volantes para generar peligro.

 
A los 9 minutos se vio algo que hasta acá no había aparecido en todo el Mundial: habilitó a Gonzalo Higuaín con un pase en profundidad. Cada ataque de Argentina pasaba por él, en sociedad con Gago o Di María en el medio y con los delanteros.

Sobre el final del primer tiempo tuvo dos tiros libres desde la derecha. El primero, más lejos del área por una falta sobre Lavezzi, lo atajó el arquero de Nigeria cuando la pelota entraba en el ángulo.

En el segundo, cerca de la medialuna por una infracción sobre él, anotó el segundo tanto con un remate preciso que pasó por encima de la barrera y bajó para dejar sin reacción a Vincent Enyeama. Era el 2 a 1 para irse al descanso en ventaja.

En el complemento, Messi siguió siendo el conductor del conjunto argentino, desequilibrante en el uno contra uno, preciso para pasarles la pelota a sus compañeros y movedizo para escapar de la marca de sus rivales.

Se vistió de asistidor en dos ocasiones más, primero en un pared con Lavezzi y luego en otra conexión con Higuaín. A los 58 minutos llegó como centro delantero y recibió tras un centro atrás pero definió desviado.

 
Esa fue su última aparición en el partido antes de ser reemplazado a los 61 minutos por Ricardo Álvarez en medio de una ovación de los hinchas. Sabella decidió reemplazarlo por precaución de cara al encuentro de octavos de final, el próximo martes en San Pablo.

 

 

 

Fuente: Infobae

[comentarios]

Últimas noticias