17.2 C
Santa Fe
sábado 18 de septiembre de 2021

Al menos 35 empleados de Disney presos por abuso de menores

Te puede interesar

Hay más casos en Universal y SeaWorld. Otros dos parques temáticos de Orlando (EEUU). Son contados desde 2006 y han sido arrestados por la policía por poseer pornografía infantil y contactar a niños.

 

Al menos 35 empleados del parque Disney World de Florida han sido detenidos en Estados Unidos desde 2006 en relación con casos de abusos a menores y posesión de pornografía infantil, de acuerdo a una investigación de la cadena de noticias CNN, basada en informes policiales y judiciales.

 

Entre los detenidos figuran personal de seguridad, guías turísticos, una costurera, un relacionista público para personalidades VIP además de empleados de las tiendas de regalos. Treinta y dos ya han sido condenados, mientras que el resto de los casos están todavía pendientes.

 

Dos de los casos investigados, referidos a posesión de pornografía infantil, ocurrieron dentro de las instalaciones de Disney, pero ninguno de los mismos abarcaron a niños o adolescentes que visitaran los parques.

 

Uno de los detenidos es Allen Treaster, un conserje de Disney, que fue capturado por la policía cuando se dirigía a ver a un menor de edad tras haberle mandado un mensaje en el que decía que iba a hacer realidad su “fantasía”.

 

Otro de los arrestados es Robert Kingsolver, encargado de reparaciones de la atracción “El Reino Mágico” y acusado de haber intentado tener relaciones sexuales con menores.

 

Fuera del mundo Disney, cinco empleados de la productora Universal Studios y dos trabajadores de SeaWorld también han sido arrestados, con lo que el total de detenidos en complejos de atracciones no baja de los 42, de acuerdo a los reportes de la prensa. Universal Studios está en el condado de Los Angeles.

 

En declaraciones a la cadena CNN, autora de la investigación, la portavoz de Disney, Jacquee Wahler, aseguró que en la súpercompañía multinacional trabajan para “proporcionar un ambiente seguro para los niños y las niñas. Se trata de una responsabilidad que nos tomamos muy en serio. Por eso, verificamos siempre los antecedentes penales”, añadió.

 

Por su parte, Grady Judd, sherif del condado de Polk, Florida (Estados Unidos), afirmó que Disney y otras empresas de parques recreativos deberían recurrir al polígrafo (la “máquina de la verdad” o “detector de mentiras”) para contratar a sus empleados.

 

El Congreso norteamericano, basándose en el derecho a la privacidad y el respeto a las libertades civiles, no ha autorizado el uso del polígrafo por parte de las empresas privadas para estos fines. La cuestión llevó un tiempo de debate e intercambio de posiciones entre demócratas y republicanos.

 

En una nota de prensa emitida por la oficina del sheriff Grady Judd se advierte de que van a “seguir llevando a cabo investigaciones para proteger a los niños de los depredadores sexuales y de los que comercian y descargan pornografía infantil”.

 

La oficina policial salió a sus anchas a reivindicar las detenciones y la investigación que condujo a las mismas, y hasta distribuyó ciertos videos del momento en que los efectivos arrestaban a algunos de los abusadores.

 

En junio. Las últimas detenciones se produjeron el pasado mes de junio en dos fases. En la primera se produjeron arrestos relacionados con la posesión de pornografía infantil. Entre los detenidos figura un profesor, Mateo Tillesen, de 28 años, que se dedicaba también a la distribución del material pornográfico. La mayoría de los arrestados tenían en sus ordenadores material de niños entre los dos y los seis años.

 

La segunda fase de la operación se centró en sitios web de internet y redes sociales donde adultos hacían contactos con menores. Varios detectives se hicieron pasar por niños para relacionarse con pederastas.

 

Los sospechosos enviaban imágenes pornográficas y de ellos mismos, al tiempo que pedían a los niños que les mandaran fotos desnudos y buscaban quedar con ellos en algún punto de encuentro.

 

El mencionado Treaster, conserje de la atracción de Disney “Reino Animal”, antes solía trabajar en otra atracción de Toy Story.

 

La policía se refiere a él en sus informes como “el gran oso Teddy perseguidor de jóvenes” y sostiene que se dirigió a ver a un menor de edad tras haberle mandado mensajes.

 

Además, también fue arrestado hacia varios meses Cedric Cuthbert, que trabajaba en el parque de Disney en Port Orleans y que fue sorprendido bajándose pornografía infantil en 2013 cuando escribía un sermón para su iglesia, donde ejercía de pastor.

 

Cuthbert fue condenado a seis años de prisión, según los autores de la investigación.

 

 

Fuente: La Capital

[comentarios]

Últimas noticias