Si bien no hay detalles, se sabe que Germán Preser, de unos 35 años, resultó con una herida de bala. Se encuentra hospitalizado en el Cullen, a donde llegó después del ataque del que fue víctima en plena calle, en el norte de la ciudad.Rosa Escobar, jefa de enfermeros del nosocomio mencionado, confirmó que el muchacho ingresó anoche al centro asistencia y fue atendido de inmediato. En este momento se encuentra en la sala de guardia, por la falta de camas, pero debería estar alojado en la unidad de neurocirugía.
La profesional relató que el masculino recibió un balazo en el hombro y el proyectil quedó alojado en la columna vertebral, por lo que es prácticamente un milagro que se encuentre con vida. De todos modos, dijo que su estado es reservado, aunque permanece lúcido. “Hay que esperar la evolución, son las primeras horas”, agregó Escobar
Del hecho delictivo se sabe poco. Todo parece indicar que Preser, propietario de un supermercado, ingresaba anoche a su domicilio de avenida Gorriti al 5.300 cuando dos personas en moto lo abordaron. Habría estado en compañía de su madre, quien resultó ilesa.