Fue durante la madrugada de hoy. Los tres delincuentes involucrados, que habían logrado sustraer unos cinco mil pesos, fueron detenidos por la Policía.

Marcelo (LT10)

 

El propietario del negocio, Marcelo, narró esta mañana por LT10: “Fui a comprar una gaseosa, y cuando regreso veo una persona y cuando estaba entrando a la panadería, me agarró del cuello, me puso una pistola en la cabeza y me metió para adentro”.

 

Tras la violenta situación, el malviviente llamó a otras dos personas mientras reducía al propio Marcelo y a todos los empleados. Las tres personas se encontraban armadas y actuaron a cara descubierta.

 

Sobre lo sustraído, Marcelo indicó que el hurto fue de “dinero en efectivo –alrededor de 5.700 pesos–, un arma que tengo declarada, una escopeta, celulares y ropa”. “Vinieron directamente a buscarme a mí. Fue una entregada –afirmó– porque me levanto a la mañana y veo una pintada en el timbre de mi casa”, declaró.

 

En cuanto a la suerte de los delincuentes, éstos fueron apresados por la Policía tras recorrer los barrios San Martín y Las Flores, en tanto recuperaron todo lo robado.