Mientras sigue lamentándose por no haber podido conseguir la Copa del Mundo y pasa los últimos días de vacaciones antes de reintegrarse a los entrenamientos del Barcelona, la “Pulga” alquiló una enorme embarcación y se lo vio en el bonito archipiélago italiano. El rosarino se mostró relajado junto a su mujer, bajó a pasear por el sitio y se sacó fotos con algunos asombrados curiosos.

 

Seguramente por su cabeza aún queda latente la bronca por no haber podido conquistar la Copa del Mundo en la Final ante Alemania. En sus sueños la imagen debe repetirse una y otra vez. Por eso, Lionel Messi intenta relajarse en sitios paradisíacos, buscando eliminar esa rabia. El 4 de agosto deberá reintegrarse a los entrenamientos del Barcelona para afrontar una dura temporada y antes que eso suceda disfruta de los últimos días de vacaciones.

 

En las últimas horas, la Agenzia TMNews subió a su canal de Youtube un video donde se ve a la “Pulga” paseando por la soñada Isla de Capri, a la que llegó con el lujoso yate de 60 metros de largo que alquiló. Junto a su mujer Antonella, su hijo Thiago y algunos amigos de la familia, el rosarino se mostró distendido en el archipiélago italiano, saludando a los curiosos y sacándose fotos. Una buena manera de aliviar el ‘bajón’.

 

 

Fuente: Infobae