Así lo aseguraron desde el Ministerio de Salud de la provincia. Corresponde al tipo H3N2. “Del tipo de influenza pandémica, que es H1N1, no tenemos reportado ningún caso en toda la provincia”, sostuvo la directora de Promoción y Prevención de la Salud, Andrea Uboldi. Prevención en establecimientos educativos.

Andrea Uboldi (LT10)


El Ministerio de Salud provincial, a través de la Dirección de Promoción y Protección de la Salud, informó que en este momento en el territorio santafesino existe una amplia circulación de virus de influenza, es decir, que muchos de los cuadros respiratorios corresponden a gripe.

También reiteró las recomendaciones para la prevención y control de las enfermedades respiratorias en los establecimientos educativos, precisándose que a la fecha se han confirmado casos de influenza (A H3N2 y B) de los cuales, algunos requirieron internación, otros ambulatorios y hubo algunos casos pertenecientes a la comunidad escolar.

SÍNTOMAS

Sobre cómo saber si es realmente una gripe, se resaltó que los síntomas de todas las gripes son similares, detallándose: fiebre o sentirse afiebrado/con escalofríos, tos y/o dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores de cabeza y/o de cuerpo, cansancio indicándose que algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

RECOMENDACIONES

Respecto de las recomendaciones a tener en cuenta frente a la enfermedad, se hizo hincapié en la importancia de que se permanezca en el domicilio durante al menos 24 horas después de que la fiebre aparezca, evitar el contacto directo con otros, especialmente con las personas que puedan contraer la gripe fácilmente, como personas de 65 años y mayores, personas de cualquier edad con enfermedades crónicas (como asma, diabetes, o problemas cardíacos), mujeres embarazadas, niños pequeños y bebés.

La enumeración contempla además, lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de usar pañuelos desechables y después de toser o estornudar usando las manos, cubrirse la boca al toser o estornudar, beber líquidos transparentes como agua, caldo, bebidas para deportistas, a fin de prevenir la deshidratación y descansar bien.

Se enfatizó como fundamental buscar atención médica inmediatamente si se tiene dificultad para respirar o le falta el aire, se siente dolor o presión en el pecho o abdomen, ante mareos repentinos, confusión, vómitos graves o persistentes o síntomas similares a los de la gripe que mejoran pero luego reaparecen con fiebre y tos agravada.

Asimismo, las recomendaciones incluyen revisar que aquellos que tienen riesgo de complicaciones hayan recibido este año la vacuna antigripal.

LA ESCUELA REFLEJA LA SITUACIÓN EN LA COMUNIDAD

Frente a esta situación se aclaró que el establecimiento escolar refleja la situación en la comunidad de modo que la posibilidad de enfermarse de niños, adolescentes o personal no está directamente relacionada con su asistencia a la escuela sino a la cantidad de casos que se presentan en la comunidad (prevalencia), explicándose que para una persona sana la concurrencia o no a clases en un establecimiento no constituye un factor de riesgo en la mayoría de las infecciones.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Para las enfermedades de transmisión aérea o respiratoria (gripe, virosis respiratoria, varicela, neumonía) los ámbitos cerrados pueden favorecer la transmisión si no se toman las medidas preventivas adecuadas como ventilar los ambientes, limpieza de superficies, lavado de manos y exclusión de los enfermos.

En ese sentido, se puso de relieve que lo importante es evitar que la persona enferma (alumno o personal del establecimiento) asista a la institución si manifiesta síntomas de afectación de su estado general (fiebre, dificultad respiratoria, con o sin tos) o bien un cuadro clínico poco definido en estudio.

Asimismo, el tiempo de exclusión “dependerá de la enfermedad de la que se trate, de la evolución, del momento en el que se inicie el tratamiento si lo hubiera y de la contagiosidad”, remarcándose la importancia de que “al reingresar lleve el certificado de alta correspondiente”.

De igual modo, debe estimularse a los padres y al personal para que compartan con los directivos de los establecimientos educativos la información sobre las enfermedades agudas y crónicas que presenten, destacándose que no está indicado el cierre de las instituciones frente a la aparición de enfermedades.

También desde la cartera sanitaria provincial, se consignó la importancia de reforzar la vacunación de los grupos de riesgo, reiterando que se continúa aplicando la vacuna antigripal en todos los efectores de la provincia para los grupos priorizados y que se trabaja con vacuna trivalente (con protección para H1N1 + H3N2 + B) siendo el propósito de la vacunación reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de influenza en la población de riesgo en Argentina.

LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN

Finalmente, se aseguró que no es demasiado tarde vacunarse a fines de agosto, que la vacunación puede seguir siendo beneficiosa mientras siguen circulando los virus de la influenza y que se puede recibir protección vacunándose ahora o posteriormente.