El actor dio una entrevista al programa “Bien Arriba” que conduce el periodista Carlos Monti por Radio 10. Allí opinó sobre Nicolás Cabré.

 

“Es un buen pibe y si se afloja puede ser mucho mejor”, dijo Damián de Santo que volvió este año a la pantalla chica con un divertido personaje en la novela Viudas e hijos del rock & roll (Telefe). El actor habla con conocimiento de causa, ya que fue compañero del ex de la China Suárez en la tira Botineras (Telefe, 2009).

 

“No me ha pasado (enfrentarse con Nicolás). No lo viví. Supongo que cuando ven cierta debilidad, le sucede. Es un pibe muy bueno y si afloja puede ser mucho mejor. Lo hizo en Botineras, laburó bien porque estuvimos todos trabajando juntos por lo mismo. El tema es cuando hay una pelea por ser el protagonista y se ponen a competir por eso, me parece súper adolescente”, dijo De Santo por lo sucedido en Mis amigos de siempre, la última tira que protagonizó Cabré, donde no tuvo afinidad con sus compañeros Nicolás Vázquez y Gonzalo Heredia.

 

Sobre las palabras de Arnaldo André, que hace un tiempo comentó que nunca más volvería a trabajar con el ex de la China Suárez, Damián fue contundente: “Se juntan el hambre y las ganas de comer. Él (André) es un actor de muchos años y viene con historia como actor de mucho respeto al texto. Pero nadie le falta el respeto a alguien por decir ‘este final se puede modificar, qué te parece’…”.

 

Respecto a su situación actual, de Santo asegura que en Viudas… no hay problemas de cartel. “Nunca tuve ese inconveniente, de hecho planto bandera y me rajo cuando hay demasiados egos desencontrados. Soy muy accesible, si eso no alcanza me vuelvo en colectivo para Córdoba sin ningún problema. Me pasó de pibe con algunos actores grandes que son de la vieja usanza. Pero de pibe, di un paso al costado. Con los años uno se va dando cuenta que el ceder no te quita lugar, al contrario, te engrandece”, añadió el actor.

 

 

Fuente: Clarín