Los jardines de infantes del movimiento Los Sin Techo, cumplen dos décadas de trabajo en la ciudad y decidieron celebrar el aniversario con una intervención en la costanera oeste. La misma se llevó a cabo el pasado viernes, cuando los niños recorrieron la zona.

Durante la tarde del viernes los niños de los jardines del Movimiento Los Sin Techo, recorrieron la costanera santafesina donde realizaron diferentes actividades para conmemorar un nuevo aniversario.
En este sentido, José Luis Ambrosino, coordinador del Movimiento, indicó que dicha celebración se realizó “recordando a nuestro fundador, el padre Atilio Rosso. Siempre en la acción del movimiento alguien tiene que ser primero, tenemos 18 jardines, los frutos son muy positivos”.
Además Ambrosino agregó que “es una realidad difícil pero nuestra fuerza es espiritual cuando tenemos algunos problemas de tipo materiales no nos caemos y seguimos”. A su vez, reflexionó acerca de la importancia de trabajar por la educación, “educar un niño pobre es ponerlo a salvo de la muerte social. Socialmente si estos chicos están en estos jardines los vamos a poder a salvo de la muerte social”.
Por su parte, Nilda Rousseauusx, directora de “Divino Niño”, comentó que el objetivo de dichas acción es para “mostrarle a la gente que detrás de los Bulevares y las avenidas, hay jardines que están trabajando por la niñez de los barrios periféricos, nos cuesta dinero, esfuerzo pero también es una manera de hacer visible lo que se hace”.