La primera etapa abarca desde San Martín hasta Rivadavia, y será una continuidad del Paseo San Martín Norte, que en estos días cumple 2 años. Entre otras tareas, se ensanchará la vereda, se colocará cinta verde, árboles y nuevo mobiliario urbano, integrado a la peatonal. El viernes 10 de octubre se conocerán la propuesta para los trabajos que tienen un presupuesto oficial cercano a $ 2.5 millones.

Con un presupuesto de $ 2.490.000, el próximo viernes 10 de octubre el Gobierno de la Ciudad abrirá los sobres de la licitación para la remodelación de calle Hipólito Yrigoyen entre San Martín y Rivadavia. El proyecto es concebido como una prolongación del Paseo San Martín Norte, y una integración de este con las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus.
Se trata de una propuesta que tiene por objeto jerarquizar la zona comercial sin descuidar el tránsito, las instalaciones, las sendas peatonales y la iluminación, dándole un nuevo desarrollo, incorporando cinta verde y otros elementos que invitan a los ciudadanos a hacer uso del área intervenida.
La obra tiene un plazo previsto de 120 días y forma parte de una primera etapa, ya que está previsto en la siguiente llegar hasta la Terminal de Omnibus.
El proyecto consiste básicamente en el ensanche de la vereda sur del tramo -ya que en la actualidad su uso se ve reducido por las dimensiones mínimas que posee-, así como también la demolición y reconstrucción de los solados correspondientes en la vereda norte, respetando sus medidas.
La materialización de los nuevos solados sigue los mismos lineamientos ya empleados en el Paseo San Martín Norte, logrando así que la transición entre este sector ya concluido y la zona a remodelar no sea brusca e invite a los visitantes a recorrer cómodamente el circuito comercial como un todo.

Los detalles

Para la ejecución de los solados se emplearán losetas graníticas de color gris con una importante intervención para la correcta apropiación del lugar por parte de personas ciegas, así como de disminuidos visuales en todo el tramo, logrando un efecto visual longitudinal muy distintivo en ambas veredas.
Se incorporarán también distintos y variados elementos urbanos como farolas, cestos y pretiles los cuales se dispondrán de forma aleatoria, supliendo todas las necesidades y requerimientos y haciendo de esta obra un paseo pintoresco y comercial.
La iluminación del sector será mediante farolas, logrando efectos lumínicos sin afectar a los conductores y enriqueciendo el paseo. Todo el cableado será subterráneo, evitando el impacto visual del sector a intervenir.
Las aguas pluviales serán captadas por nuevas bocas de tormenta, reemplazando y transformando las existentes, así como también a través de las nuevas cintas verdes incluidas en el ensanche de las aceras.
Se realizarán intervenciones concretas dirigidas al cumplimiento del plan de accesibilidad (arquitectura sin barreras), al que está abocado la Municipalidad de Santa Fe en cada uno de sus proyectos e intervenciones.

Satisfacción de los vecinos

El proyecto para la intervención en Hipólito Yrigoyen fue presentado a los frentistas por el intendente José Corral, en el marco de una reunión que se desarrolló en la sede del Círculo Italiano
En la oportunidad se aclaró que el modo de financiación será a través del mecanismo de esfuerzo compartido, donde los frentistas aportan también algunos materiales.
Vale destacar que la propuesta contempla la eliminación del estacionamiento en las cuadras a intervenir. “La idea es jerarquizar la zona comercial, sin descuidar el tránsito, dándole un nuevo desarrollo a la zona”, explicó en ese momento el Intendente.
“Será una obra pequeña, pero significativa, porque estamos en el corazón comercial de la ciudad, donde hay mucho uso peatonal, y la idea es mejorar esa circulación de los peatones en la calle Hipólito Yrigoyen, entre Rivadavia y San Martín”, manifestó José Corral.

 

Fuente: Prensa MCSF