13.3 C
Santa Fe
jueves 23 de septiembre de 2021

Las mujeres de Tinelli hacen negocios en el mundo fashion

Te puede interesar

Gestionaron sus propias marcas. Guillermina acaba de abrir su zapatería, y Candelaria y Micaela tienen sus propias líneas de ropa.

 

“Es un hacedor, más allá del amor que le tengo; él me contagia, me empuja. El con sus sueños hace cosas, y a mí también me dan ganas de hacer cosas con los míos. Creo que llegó a mi vida para un aprendizaje. Me impulsa a desarrollarme y querer ser mejor persona. Su energía me hace muy bien y potencia la mía”, dijo Guillermina Valdes acerca de Marcelo Tinelli apenas comenzó su romance. Pero no es la única que se contagió de la gran motivación del conductor de ShowMatch y de a poco el clan Tinelli, Guillermina, Candelaria y Micaela, va copando Palermo y armando su propio polo de negocios relacionados con la moda y el arte.

 

Esta semana la modelo y pareja del también vicepresidente de San Lorenzo abrió su primer local de su línea de zapatos llamada Valdez –igual que su apellido pero con z– en el shopping Alcorta. Lo hizo con un evento que reunió a muchas famosas. Entre ellas, Paula Kohan y Andrea Burstein. Y por supuesto, el invitado de lujo fue Tinelli, quien no dejó de mimarla.

 

Valdes incursionó en el mundo de los negocios y la moda en abril de 2013, cuando junto a su socio Fabián Paz se animó a diseñar zapatos y ya es una de las preferidas por el público femenino. Además, asesorada por su pareja, se ocupó de la gestación de la marca, y de a poco se fue inmiscuyendo más en lo contable y el marketing. Aunque reniega del mote de “empresaria” y prefiere el de “laburante”. “El zapato tiene que ver con la marcha y el avanzar, lo mismo que representa mi proyecto”, dice cuando se le consulta. Además, Guillermina tiene un showroom cerca, sobre la calle María 4.722.

 

Pero la primera en lanzarse y dejarse conquistar por el espíritu emprendedor de Tinelli fue su hija mayor, Micaela (25). Con tan sólo 22 años, a principios de 2011, abrió junto a su ex pareja Joaquín Rozas, un restaurante en Palermo,  ubicado en Gurruchaga 1795, al que llamó La Bartola. Además de gastronomía, el lugar combina arte y moda. Y aunque ya no forma más parte del negocio, Micaela le imprimió su impronta al lugar y aportó la parte creativa que aún persiste. Ahora, la también diseñadora de indumentaria es dueña de la línea de ropa Ginebra.  El primer local lo abrió en El Salvador 4792, en una exclusiva zona de Palermo Soho. Y en octubre de 2013 abrió el segundo en Paseo Alcorta, donde la separan apenas unos negocios de la zapatería de Guillermina. “Papá me alentó muchísimo. Y ni hablar de cómo me ayudó en el proceso de creación. Fue una de las personas que más me motivó para seguir adelante. Sabe que estoy contenta, y eso lo hace feliz”, reveló cuando comenzó con el emprendimiento.

 

Ahora la que canalizará toda su imaginación en algo concreto es Candelaria, la otra hija de Marcelo junto a Soledad Aquino. Lelé, como le dicen, al igual que lo hizo su hermana, se lanza como diseñadora de indumentaria con su propia línea de ropa a la cual llamó Madness. Y para fines de mes espera abrir su local en Gorriti 4791, a sólo tres cuadras de Ginebra. Por ahora sólo tiene un showroom que funciona en un departamento en Palermo y con cita previa. Aunque desde sus redes sociales ya se pueden ver adelantos de su colección, que incluye accesorios. Allí también define su marca como “un emprendimiento de dos amigas, con ganas de explotar al máximo la moda. ¡Se trata de animarse a jugar y tener tu propio estilo!”. Claro, esta no es su primera incursión en el mundo de la moda. El año pasado hizo unos diseños exclusivos para la marca de ropa Mua. Y siempre estuvo relacionada con el arte, vendió cuadros y se ocupó de la decoración del que era el local de comidas de su hermana. Así, Candelaria, Micaela y Guillermina, las chicas Tinelli, van copando Palermo con sus propios emprendimientos.

 

 

 

 

Fuente: Perfil

[comentarios]

Últimas noticias