Con la exposición del ministro de Justicia Julio Alak, comenzó el plenario de Comisiones en el Senado para debatir el proyecto de Código Procesal Penal. El kirchnerismo pretende alzarse con la media sanción para fines de noviembre.

Con un plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores, comenzó el debate legislativo del proyecto de Código Procesal Penal que ingresó la semana pasada a la Cámara Alta y que el oficialismo intentará aprobar en ese cuerpo en la última semana de noviembre, al finalizar el período de sesiones ordinarias.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, sostuvo al defender el proyecto que “es una síntesis de los mejores proyectos” y que “hay unanimidad legislativa y judicial en que hay que pasar al sistema acusatorio”, que delega en el fiscal la tarea de investigación. “No pretendemos establecer sistemas de mano dura simbólica o un sistema punitivo demagógico”, dijo el ministro, sino “garantizar que quien cometa un delito sea penado”. Además, dijo que “el Código es producto de la experiencia de las provincias”, que ya han pasado al sistema acusatorio, y que pretende “dotar al Poder Judicial y el Ministerio Público de elementos para luchar contra el crimen organizado y los delitos complejos”.

El secretario de Justicia, Julián Álvarez, acompaña al ministro.

El oficialismo aclararó que el tema de la reforma integral del Código Procesal se comenzó a debatir en comisión en abril pasado. En el temario se encontraban otros cuatro proyectos de modificación completa, pero se descuenta que el kirchnerismo avanzará con el texto propio. Se trata de las iniciativas del senador justicialista con mandato cumplido Alfredo Benítez, otra del senador radical Ernesto Sanz, una tercera de su correligionario correntino Eugenio “Nito” Artaza y la cuarta del presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, el kirchnerista entrerriano Pedro Guastavino, además de varias iniciativas de reforma parcial, que habían comenzado a ser analizadas aunque no se profundizó en el tema.

Al finalizar la exposición de los funcionarios, los senadores que integran las referidas comisiones intentarán elaborar una agenda de trabajo para las próximas semanas, con el fin de agotar el tema antes de que finalice noviembre.

De todas maneras, está previsto que la actividad de las comisiones aludidas se suspenda este miércoles, ya que ese día se realizará una sesión para tratar el Presupuesto 2015, que el oficialismo quiere convertir en ley.

Respecto a la reforma, el kirchnerismo recordó que casi todas las provincias han modificado sus códigos y que esas modificaciones coinciden en el 90 por ciento con el proyecto remitido por el Ejecutivo. Los senadores oficialistas defendieron los principales ejes de la propuesta y recuerdan que el sistema acusatorio es reclamado por los principales especialistas en la materia.

Señalaron, además, que la reforma recién se implementará luego de que se sancionen la ley orgánica y la ley de implementación, que sólo pueden ser tratadas una vez que se apruebe el nuevo Código y se conforme una comisión bicameral que debe dictaminar a ese efecto.

 

 

 

 

Fuente: Infobae