Vecinos de barrio sur encontraron una manera muy pintoresca de llamar la atención de las autoridades locales. Reclaman la falta de bacheo de las calles en San Lorenzo y 3 de Febrero. Un ciudadano de la zona asegura que el problema se registra desde “hace tres años”.

 

“El bache original debe tener arriba de tres años. La primera vez que se socavó estuvo bastante tiempo para que vengan a arreglarlo pero duró lo que dura el carnaval”, comenzó diciendo un vecino de calle San Lorenzo y 3 de Febrero.

Asimismo agregó que “cuando llueve entra el agua por lo que es muy probable que haya un gran socavón que llega hasta no sabemos dónde” y aseguró que pese a os reclamos, “la vecinal no funciona por lo que estamos a la buena de Dios y como no tenemos el espíritu de hacer ningún piquete, hicimos esto (al lado del corralito colocaron una silla con la leyenda “Si espera que vengan a arreglar el bache, espere sentado”) para llamar la atención” pero “no nos causa ninguna gracia”.

Además aseguró que “hubo momentos en que el corralito se derrumbó y de noche se escucha como la gente se lo lleva por delante, unos golpes brutales”.

 

En barrio San Lorenzo, otro socavón

 

En barrio San Lorenzo son varios los problemas que molestan a la población pero en esta oportunidad los vecinos de Juan Díaz de Solís y Amenábar reclaman el arreglo de un pozo (que quedó después de una arreglo de Aguas Santafesinas S.A) que, de acuerdo a lo que dicen los vecinos, “ya va a cumplir un año”.

Entrevistada por el programa “Santa Fe Directo”, Gisela Martínez, presidenta de la vecinal del barrio San Lorenzo, contó que “ya va a cumplir un año el corralito, queríamos festejárselo, así que estamos pensando en la celebración” y recordó que todo “empezó con una pérdida de agua, lo reclamamos hasta que empezó a no subir el agua a los domicilios. Vinieron, lo arreglaron pero nos dejaron el regalito, el corralito quedó sin cerrarse” y denunció que hasta “se cayó un nene de seis años que si no fuera por un vecino se hubiera ahogado”.

“El caño maestro está roto en cuatro partes que impiden el asfaltado sobre el desagüe troncal. Es una urgencia porque no solamente quita presión en el fondo del barrio sino que también impide el crecimiento del desagüe”, agregó Romina quien contó también que “pasaba el colectivo hasta hace dos semanas porque al 1.050 está roto un caño y el colectivo no ingresó más”, esto quiere decir que “las partes primordiales no están arregladas”.