31.5 C
Santa Fe
miércoles 8 de diciembre de 2021

“Hay graves sospechas de la participación policial”, dijo una funcionaria de DDHH sobre el crimen de Franco Casco

Te puede interesar

Así lo aseguró Ana Oberlin, directora de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; el joven había desaparecido tras ser detenido en Rosario y fue encontrado muerto.

La directora de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Ana Oberlin, dijo hoy que “hay graves sospechas de la participación policial” en la muerte de Franco Casco, cuyo cuerpo apareció la semana pasada en el río Paraná de Rosario luego de estar detenido.

La funcionaria reclamó que en este marco “se evite la intervención” de la fuerza de seguridad provincial en la investigación, según consignó Télam.

Oberlin se reunió hoy en Rosario con la familia de Casco y luego se entrevistó con funcionarios judiciales locales y del fuero federal.

“Vinimos a poner a disposición de la familia y también de quienes están llevando a cabo la investigación, todo lo que puede ofrecer el Ministerio (de Justicia y Derechos Humanos), teniendo en cuenta de que hay graves sospechas de la participación policial de la provincia”, dijo Oberlin a Télam.

“Y lo óptimo -añadió la abogada- es que siendo así se evite la intervención de esa fuerza” en la investigación del caso.

La funcionaria sostuvo que de acuerdo al relato familiar y a lo que se conoce públicamente del caso, todo encuadra “en el delito de desaparición forzada”, por lo que planteó que es necesario que el caso pase “a la Justicia federal”.

EL CASO

Casco (20), había viajado a visitar a su tía a principios del mes y desde el 6 de octubre no se supo nada de él, después de que pasara por la comisaría 7ma. de Rosario.

Elsa Godoy, madre de Franco, contó que el joven salió el lunes 6 de octubre a las 23 para tomar un tren de Rosario a Retiro, que salía a las 23.30 “y nunca llegó”.

El martes 7, la tía del joven realizó la denuncia en la comisaría 20ma., donde le indicaron que debían esperar 48 horas para iniciar la búsqueda, según contó la mujer.

Al no tener noticias, el padre de Franco viajó el miércoles 8 a Rosario para buscar a su hijo, y luego de preguntar en las estaciones de trenes y ómnibus, se dirigió a la comisaría 7ma., donde le indicaron que había estado detenido en esa seccional.

“El subcomisario le dijo al padre que estuvo detenido el lunes 6 a la noche por desacato (resistencia a la autoridad), y se lo puso en libertad por falta de antecedentes el martes a la noche”, indicó la madre del joven.

El lunes 12 de octubre, la madre del joven viajó a Rosario para continuar con la búsqueda de su hijo y cuando se dirigió a la comisaría 7ma. le informaron que su hijo había estado detenido el martes 7 de octubre, contradiciendo la información que le habían brindado a su marido.

“Todo ese tiempo que pasó del 1 al 12 de octubre creímos que era el lunes que lo metieron preso, pero cuando pedí el libro de la comisaría, indicaba que lo detuvieron el martes 7 al mediodía y a las diez y cuarto de la noche le dieron la libertad por falta de antecedentes”, sostuvo Godoy.

Según contó la madre, en la seccional 7ma. le informaron que al momento de la detención, el joven estaba “como perdido” y no tenía sus pertenencias, pese a que había salido de la casa de su tía con sus documentos, una mochila, el boleto del tren y dinero en efectivo.

El cuerpo del joven fue hallado la semana pasada en el río Paraná, en pleno centro de Rosario.

 

 

 

Fuente: La Nación

[comentarios]

Últimas noticias