De esta manera lo expresó el secretario general del Centro Unión Empleados de Comercio (CUEC), Edgardo Coria, temprano en la mañana. Pasadas las 15.30 horas, cuando desde el Ministerio se dictó la Conciliación Obligatoria, los trabajadores levantaron los dos piquetes que protagonizaban en la ciudad capital. En Rosario hubo agresiones y denunciaron la presencia de barrabravas de equipos de fútbol.

En la mañana de hoy, el móvil de Santa Fe Directo (Canal 13) estuvo presente en la protesta que protagonizaron durante más de 24 horas los empleados suspendidos del supermercado Coto en la esquina que forman las calles Rivadavia y Obispo Gelabert.

En la oportunidad, el secretario general del CUEC brindó declaraciones acerca de la situación que atraviesan. En este sentido, indicó que “hemos pasado la noche con los compañeros y nos quedaremos hasta tanto reintegren a los suspendidos”. Además, añadió que estaban avalados por los “compañeros que nos representan en la CGT que vinieron para apoyar nuestro reclamo”.

Por otro lado, al ser consultado acerca de la situación dentro del supermercado, Coria aseguró que “el que quiere venir a comprar puede pasar libremente, no así los vehículos, pero tranquilamente un cliente puede ingresar a hacer sus compras”.

No obstante, vale recordar que anoche, se denunciaron desmanes en el piquete. El sindicalista afirmó que “tuvimos un incidente que fue un accidente, en el cual una bomba de estruendo salpicó a un agente” a esto sumó otro “incidente cuando estábamos manifestándonos pacíficamente y vino Infantería a reprimir con diez patrulleros. Nosotros estábamos tratando de evitar el ingreso de un camión del Coto, estábamos sentados pacíficamente y se reprimió”, argumentó.

En Rosario

Cabe mencionar que este mediodía, casi en paralelo con el fin de la reunión entre las partes en la sede capitalina del Ministerio de Trabajo, un encuentro de idénticas características se arrancaba en el sur de la provincia. Allí, según lo ilustran periódicos de la ciudad de Rosario, hubo un enfrentamiento entre manifestantes. Por un lado, se encontraban quienes están en contra del descanso dominical y, por otro, el personal que se pronuncia a favor de esa medida.

Luego de un cruce entre ambas facciones, se arrojaron huevazos a la sede del edificio, en un acto que el secretario de Finanzas de la Municipalidad, Eduardo Aseguinolaza, calificó como una “actitud patoteril”. Además, el funcionario denunció la presencia de “barrabravas de Chacarita y River Plate”, que participaron en los desmanes.