El vicegobernador y jefe del Senado provincial repudió los hechos de violencia registrados durante la tarde de la víspera frente a la sede de la Legislatura. Afirmó que fueron “patoteros” los autores de los incidentes y cuestionó puntualmente a los directivos de la empresa Coto. Por su parte, el fiscal Regional Santa Fe, Ricardo Fessia, dio cuenta de los procedimientos investigativos. El intendente José Corral también brindó su opinión.

Jorge Henn (LT10)

José Corral (LT10)

 

“No vamos a permitir la violencia”. Categórico, Jorge Henn cuestionó los disturbios que se sucedieron durante la tarde de este jueves frente a la Legislatura santafesina por parte de empleados de la empresa Coto, a instancias del tratamiento en Diputados del descanso dominical.

 

Ya desde del mañana, un grupo de trabajadores se habían concentrado frente a la Legislatura con el fin de protestar y rechazar el tratamiento en la Cámara baja del mentado descanso dominical, que ya había sido aprobado por el Senado.

 

En declaraciones a LT10, Henn sostuvo que “ha sido una barbaridad, inédita la violencia que ha expresado una empresa a partir de una discusión que ha pasado a segundo plano”, y acusó de “patoteros” a los manifestantes “porque no eran empleados de la empresa, mucha gente venía de Buenos Aires. No vamos a permitir que alguien pretenda cambiar las cosas con violencia”.

 

Por esa razón, el jefe del Senado provincial formuló una denuncia de turno “contra los directivos de la empresa Coto. La plaza de la Legislatura –continuó– ha sido un lugar de consenso o de disenso, pero nunca de violencia. Esto no lo vamos a permitir”, enfatizó en relación con daños perpetrados ocasionados por el arrojo de piedras y huevos.

 

En tal sentido, el vicegobernador añadió que “está absolutamente comprobado que todo lo que ocurrió en el día de ayer, fue un día triste para la democracia santafesina –subrayó–, que fue realizado con la logística de parte de directivos de la empresa”, insistió. En tanto consideró que “han demostrado una crueldad con sus propios empleados frente a una ley que no estaba sancionada, que ayer se termina sancionando, que requiere adhesión de los Concejos (Municipales). Pero cualquier tipo de opinión no avala, de ninguna manera, esta actitud patoteril que ha tenido la empresa”, subrayó.

 

Por su parte, esta mañana el fiscal Regional, Ricardo Fessia, dio cuenta de los procedimientos investigativos puestos en marcha. “Ayer a la tarde fuimos convocados, intervino la comisaría 1º. Nos constituimos en el lugar, se pudieron disponer las primeras medidas. Recibimos la denuncia formal del responsable de la Legislatura, Jorge Henn, con quien nos entrevistamos”, señaló en contacto con la misma emisora universitaria.

 

Ricardo Fessia (LT10)

 

Así fue como la Policía realizó las “primeras medidas de investigación, como verificar los daños, la rotura de vidrios de este histórico e icónico edificio de la ciudad de Santa Fe”, indicó Fessia. Asimismo, precisó que, por el momento, no hay detenidos.

 

Por lo demás, “ya se solicitaron los videos de las cámaras de seguridad, tanto de la Legislatura como de la zona” con el fin de profundizar la investigación.

 

“Ojalá que terminen presos lo que hicieron esto”. Tal fue lo manifestado por el intendente José Corral, al ser consultado este viernes por la prensa local. Según expresó, “llama la atención que si bien hubo muchos incidentes, no hay nadie detenido. Ojalá que se actúe rápido para que quienes rompieron bienes públicos, que son muy valiosos porque son las instituciones de la ciudad” sean detenidos, bregó.

 

Acerca de lo votado por la Cámara baja, el jefe del Municipio santafesino consideró que “el texto que se votó ayer es el que se había votado en el Senado, y en nuestra opinión –dijo– es mucho mejor que el que se había votado originalmente en Diputados”. No obstante, “vamos a analizarlo, la verdad es que no tenemos el texto definitivo”, sostuvo.

 

En tal sentido, Corral aseguró que se realizarán ruedas de consultas previas a que el descanso dominical sea tratado en el Concejo Municipal. “Hay que consultar a todos quienes tienen algo para decir y, luego, tomar las decisiones del caso”, consignó.