Otras 46 familias recibieron las llaves y las escrituras de sus viviendas, en un acto que encabezaron el Gobernador y el Intendente. “Se terminó entregando las casas a quienes hicieron las cosas bien”, destacó José Corral.

Entre rostros de alegría, lágrimas de felicidad y abrazos profundos y sentidos, los integrantes de 46 familias de la ciudad recibieron las llaves y las escrituras de lo que a partir de hoy serán sus nuevos hogares en el barrio Santa Rita II.

 
Mauro y Jimena son dos de los felices propietarios. “La verdad es que una alegría enorme. Hacía rato que estábamos esperando. Era un sueño que no pensábamos que iba a llegar. Queremos agradecer a todos los que nos ayudaron a cumplir el sueño. El barrio está quedando hermoso, mejor de lo que pensábamos”, contaban entre los dos, mientras se miraban y abrazaban junto a una de sus hijas. “Ojalá que sea un barrio unido”, culminó expresando como deseo Jimena.

 
El acto fue encabezado por el gobernador Antonio Bonfatti, el vicegobernador Jorge Henn y el intendente José Corral. Participaron además, entre otros funcionarios, el secretario de Estado del Hábitat, Gustavo Leone; el senador Hugo Marcucci; la concejala Vanesa Oddi, y la directora de Santa Fe Hábitat del Gobierno de la Ciudad, Sara Lauría.

 
Se trata del tercer grupo de casas entregadas a sus legítimos dueños y que marca la inauguración de otras dos manzanas en el barrio que, como se recordará, había sido usurpado cuando las viviendas estaban en pleno proceso de construcción. Cada unidad cuenta con 2 dormitorios y 63 metros cuadrados de superficie y con todos los servicios incluyendo alumbrado público, veredas y forestación.

Hecho simbólico

El Intendente destacó el hecho que significó recuperar el barrio que había sido ocupado de manera ilegal. “Es un hecho muy simbólico, porque recordemos que este lugar fue usurpado en su momento. Con mucha decisión y convicción del Gobierno de la Provincia, apoyado por el Gobierno de la Ciudad, y con paciencia y de manera pacífica, se terminó entregando las viviendas a quienes hicieron las cosas bien y estaban en los listados”.

 
En este sentido, dejó en claro que la entrega “tiene el valor de una enseñanza para todos: En Santa Fe las cosas se hacen dentro de la ley, y el Gobierno no tolera estas intrusiones por la fuerza, porque eso es la ley de la selva, y allí no ganan justamente los más débiles y los que más derechos tienen, sino los más fuertes”.

 
Contó que las viviendas fueron destinadas a personas con necesidades, algunas de ellas con problemas de discapacidad y de salud, “pero también matrimonios que estaban pacientemente esperando”, señaló José Corral, y destacó el hecho de que las viviendas se encuentren en el norte de la ciudad, lugar en crecimiento y donde además se están realizando obras de infraestructuras necesarias. “Este barrio ya cuenta con el cordón cuneta, el mejorado, el arbolado público, agua potable y por supuesto la iluminación. En definitiva las cosas que se necesitan para vivir, creciendo más ordenadamente que como se hizo en el pasado”.

Satisfacción

Por su parte el gobernador Bonfatti expresó su satisfacción por “devolver justicia a aquellos propietarios reales, no a los intrusos. Nos sentimos muy contentos porque estamos a punto de terminar con una vieja deuda de un proyecto que nos costó muchísimo tiempo. Entregamos ya 42 viviendas; luego otras 10, y ahora 46. Nos restan 70 y terminamos con Santa Rita”, enumeró, al tiempo que resaltó que todo se pudo resolver en paz.

 
Asimismo y antes de entregar las viviendas les dijo en particular a los nuevos propietarios: “Participen, conformen una vecinal. Tienen que preocuparse por las cosas comunes y festejar juntos. Únanse, que es lo más importante que tenemos. Debemos hacer un esfuerzo para hacer una sociedad mejor”. Y terminó diciendo: “Los felicito porque tienen un hogar, tienen un techo. Allí dentro se va a desarrollar la vida de la familia, y es donde tenemos que educarnos y tenemos que formar a nuestros niños y jóvenes que son el porvenir”.