La modelo mandó mensajes a BDV, mientras su colega, la actual novia de Martín Redrado, estaba en el estudio.

 

Amalia Granata fue invitada a BDV cuando todavía sigue en el ojo de la tormenta por su romance con Martín Redrado y la que miraba esa entrevista desde su casa era Luciana Salazar. Luego del pedido de Ángel de Brito, Luli mandó una serie de mensajes y el cruce, aunque fue a la distancia, fue fuerte.

 

Luciana Salazar: “Decile a Amalia que no hable mal de mí. Ella dijo que yo era una frívola para Martín Redrado. Se olvidó, no tiene memoria. Yo jamás hablé de ella. Ella se la pasó hablando de mí y Martín Redrado en todos lados”.

 

Amalia Granata: “¿No entiendo por qué los mensajes? ¿Acá qué dije? Lo del desfile y yo dije que ni sabía que ella iba y no me puedo bajar porque mantengo a una familia”.

 

Salazar: “No sé dónde quedó la Amalia que le pidió a los productores de Videomatch que quería conocerme y me dijo ‘te admiro un montón, quiero ser como vos'”.

 

Granata: “Tenía 23 años. Si no maduro en 10 años, estoy en el horno. Ella es más linda”

 

Salazar: “La que es más evidente que tiene algo conmigo es ella. Hasta se metió y armó líos con amigos en cómún, que también se enojaron con ellos. Se olvidó de los últimos RT de las vulgaridad”.

 

Granata: “Si vos me llamás ‘vulgar’, bancate la respuesta. Por algo que yo no dije. Yo no hablé nunca de la sexualidad de él”.

 

Salazar: “Yo jamás la llamé ‘vulgar’. Dije que contestar eso sería una vulgaridad. Me baso en los hechos, no los dichos, y decile a Amalia que yo perdono una sola vez. Que ella me vino a pedir perdón y la perdoné. La segunda es de mala leche”.

 

Granata: “Yo no le tengo que pedir perdón de nada ahora”.

 

Salazar: “Gente así, mejor tenerla lejos. Mala leche”.

 

 

Fuente: Infobae