El jueves se emitió el último capítulo de la novela protagonizada por Luciano Cáceres, Luciano Castro, Joaquín Furriel y Peto Menahem.

 

Señores Papis, la tira de Telefe protagonizada por Luciano Cáceres, Luciano Castro, Peto Menahem y Joaquín Furriel, llegó a su fin con picos de 11.8 puntos de rating.

 

Franco (Cáceres), Chori (Castro), Mauro (Menahem) y Nacho (Furriel) “Los galanes del jardín”, unidos por la escuela de sus pequeños hijos Julia, Vera, Thiago y Yoni, terminaron un año movido, lleno de desencuentros y enredos.

 

Los nenes egresaron del jardín y sus papás reacomodaron su vida:

 

Franco se quedó con la seño Luján (Vanesa González) y dejó atrás todas las maldades que les hizo José Pablo (Benjamín Amadeo), que murió en un enfrentamiento policial.

 

Chori encontró una supuesta carta de su padre Roby y se decidió a ir a buscar a Elena (Marcela Kloosterboer), que estaba a punto de despegar hacia Francia, para poder vivir felices y plenamente su amor prohibido.

 

Mauro se amigó con Rocío (Laura Novoa) y decidieron vivir juntos, aunque ella espere una hija de Martín (Peter Lanzani). Su hija Nina viajará a Canadá a estudiar y su ex, Giselle, formalizó su noviazgo con Dante.

 

Nacho fue uno de los personajes que más cambió durante los meses de la novela, dejó de ser un hombre duro y orgulloso al que nada ni nadie le importaba y abrió su corazón a Ema (María Abadi) y juntos cuidarán de Yoni, después de que el personaje de Furriel decidiera, en un acto de valentía, que el nene se quede con él a pesar de lo que diga su madre y lo adoptara legalmente.

 

Los papis no tendrán que ir más al jardín a llevar a sus hijos, pero decidieron continuar su divertida amistad.

 

Diez años después, Nacho espera su cuarta hija con Ema. Elena y el Chori se casaron, tienen dos hijos y nunca se enteraron que la misteriosa carta que envió Roby, en realidad la escribieron sus amigos.

 

 

Fuente: Infobae