La embajadora argentina en la OEA y ex ministra de Seguridad manifestó que tiene “numerosas diferencias” con el secretario y la actual titular de la cartera.

La embajadora argentina en la OEA y ex ministra de Seguridad Nilda Garré reconoció hoy tener “numerosas” diferencias con la gestión del área a cargo de Cecilia Rodríguez y Sergio Berni , y cuestionó el rol de la Policía Federal al considerar que “está de adorno” y “ha vuelto a tener control del territorio”.

Según consignó la agencia DyN, Garré sostuvo que durante su gestión el frente del ministerio de Seguridad la Gendarmería tenía, como función, suplir “lo que no hacía la Policía”, mientras que hoy “está de adorno” y “camina” y, por lo tanto, “la policía ha vuelto a tener control del territorio”.

En este sentido, la ex funcionaria destacó -en declaraciones a Nacional Rock- que “las diferencias” que tiene “con la gestión actual son muy numerosas”, aunque aclaró que no quiere “criticar”, y ejemplificó: “hay zonas donde se ve un avance del tráfico menor de estupefacientes y eso es porque la policía está comprometida, deja hacer”.

Por otro lado, Garré criticó el “oportunismo en las declaraciones de algunos funcionarios” ante una “inseguridad existente” y expresó que “hay que tener la responsabilidad de decir lo que corresponde, más allá de lo que pueda ser beneficioso de lo que la gente quiere oír”.

La actual embajadora del país ante la OEA, además, expresó que “las policías provinciales están con grados de corrupción muy avanzados” y puso como ejemplo las situaciones de “Córdoba Rosario, Santa Fe”.

 

 

 

 

Fuente: La Nación