12.2 C
Santa Fe
viernes 1 de julio de 2022

LA OPOSICIÓN RECHAZA EL AUMENTO DEL BOLETO EN SANTA FE

Te puede interesar

Los concejales Dario Boscarol y Julio Schneider ingresaron para que sea tratado sobre tablas en la sesión de mañana, un proyecto de ordenanza, que contó con el acompañamiento del resto de los ediles de la oposición, mediante el cual se rechaza el decreto del Intendente Balbarrey que dispuso el aumento del precio del boleto de los colectivos.

El proyecto, que dispone el reenvió del decreto al Departamento Ejecutivo Municipal, solicita que se remita al Concejo a la brevedad, los estudios de costos realizados con los que se ha avalado esta medida de aumentar la tarifa del transporte urbano de pasajeros por autobús.

La propuesta de los ediles radicales, que acompañan el resto de los concejales de ese partido y la socialista Fassino, podría llegar a contar con el acompañamiento de los concejales del sector Santa Fe es el Centro, como así también se estarán buscando sumar algunos votos mas para lograr sancionar este proyecto en la sesión de mañana a los fines de que se vuelva atrás con el aumento del boleto decretado por Balbarrey.

PROYECTO DE ORDENANZA

Art. 1º: Dispónese el reenvío del Mensaje Nº 029 – Expediente 27843-M-05 al Departamento Ejecutivo Municipal.-

Art. 2º: Remítase a este H. Concejo Municipal, en el plazo de 5 días, los estudios de costos realizados que avalaron la modificación tarifaria propuesta en el Decreto D.M.M. Nº 00398/05 del 13 de junio de 2005.-

Art. 3º: De forma.-

Santa Fe, 14 de junio de 2004.-

FUNDAMENTOS

Concejales y Concejalas:

Los santafesinos asistimos impávidos al aumento en el precio del pasaje en colectivo urbano, fijado unilateralmente por decreto por el Intendente Martín Balbarrey. Así volvemos a tener nuevamente el privilegio de tener el boleto más caro del país.
La justificación rápida y fácil para la toma de tal medida fue el aumento salarial a nivel nacional otorgado a los trabajadores de la UTA. También se alego desde el Ejecutivo Municipal que había que evitar de cualquier forma el paro de colectivos con que amenazaban los trabajadores.

Lo cierto es que en las negociaciones llevadas a cabo el sábado pasado que concluyeron con este aumento sorprendente, participaron los empresarios, los trabajadores y las autoridades municipales. Y lo llamativa de esas tratativas es que cuando se vislumbraba una fuerte puja de intereses entre una Intendencia que defendiera a los vecinos usuarios de ese servicio y el gremio reclamando el aumento salarial de los trabajadores del transporte, no se planteo ningún nivel de conflicto, alcanzándose un rápido acuerdo entre las partes, decidiéndose que la variable de ajuste sería aumentar el precio del boleto.

Entonces al analizar el desarrollo de los hechos se nos ocurren algunas reflexiones.
La primera conclusión es que la Municipalidad sigue desentendiéndose de la problemática del transporte público de pasajeros por autobús. Hace más de dos años que este sistema está destruido, se presta en forma precaria y se elude el llamado a licitación para una nueva adjudicación del servicio, esgrimiendo todo tipo de excusa. Hay una ordenanza, la 11.131, que establece la escala tarifaria vigente. La misma fue infringida, en particular en el precio del boleto centro, con el decreto firmado por Balbarrey. Esta claro que si fuera por el Intendente la salida sería tirar el problema para adelante y no hacerse cargo de buscarle una solución, tal es lo que han hecho sus dos antecesores en el cargo, Alvarez y Rosatti.

A esta dejadez del Municipio, a este no hacerse cargo hay que sumarle un dato real, importante que magnifica aún más esta cuestión. El sistema de transporte urbano en la ciudad de Santa Fe, los empresarios que prestan este servicio, siguen recibiendo de parte del Estado un doble subsidio que supuestamente vendría a actuar como paliativo ante situaciones como las que se generan a partir del aumento salarial determinado por el gobierno nacional.

Es decir, perciben además del gasoil subsidiado (y así a mucho menor precio), un subsidio nacional para el sistema de transporte y un subsidio derivado de la inundación. Lo que representa un ingreso muy importante de recursos para mantener en funcionamiento el sistema. A ello hay que sumarle todo lo que el Municipio no controla en cuanto a la prestación del servicio a que se habían comprometido los empresarios a cargo de la concesión precaria (cantidad de coches en circulación, frecuencias, recorridos, etc.), cuyo efectivo cumplimiento significarían gastos económicos que hoy no se realizan.

Entonces no se termina de entender bien el porque de estas medidas. Muchas dudas surgen sobre las reales causas que llevaron a decretar el aumento y por eso es que estamos solicitando que el DEM nos envíe los estudios de costos realizados que avalen la decisión de tomar tal medida.

Por todos los argumentos expuestos, solicitamos a nuestros pares que nos acompañen en el presente proyecto.

[comentarios]

Últimas noticias