El jefe de Gabinete dijo que el Gobierno “debe promover su legítima defensa ante lo que considera un agravio, una injuria”; la empresa Hotesur utilizó la cuenta del Estado para defender al hijo de la Presidenta.

El Gobierno justificó hoy que se haya utilizado la cuenta oficial de la red social Twitter de la Casa Rosada para aclarar el rol del hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner , en la empresa Hotesur.

“En primer lugar porque ustedes permanentemente, a través del Grupo Clarín y todos sus medios, utilizan los medios para atacar al Gobierno. Por lo tanto, el Gobierno debe inexorablemente debe promover su legítima defensa desde el punto de vista de lo que considera un agravio, una injuria, una calumnia o información falsa”, señaló el funcionario, al ser consultado sobre el uso de la cuenta oficial del Estado para responder a un artículo periodístico.

Enseguida, añadió: “Cuando existe transparencia en el procedimiento utilizado y el funcionamiento de la empresa es congruente que se utilice la cuenta oficial para efectuar aclaraciones que impidan una interpretación capciosa y maliciosa de los hechos”.

Ayer, desde la cuenta de la Casa Rosada, la sociedad Hotesur, donde la Presidenta es accionaria y que maneja Alto Calafate, uno de sus hoteles, acusó al diario Clarín de querer “generar un manto de sospecha en los actos económicos y legales de la familia Kirchner”.
En un comunicado, la empresa de la jefa del Estado intentó aclarar el rol de Máximo Kirchner: “Las acciones de titularidad del Dr. Néstor Carlos Kirchner, a partir de la declaratoria de herederos efectuada a partir de su fallecimiento, pasan a ser incorporadas a la Sucesión del Doctor Néstor Carlos Kirchner”, señaló.

 

Y agregó: “La designación del Sr. Máximo C. Kirchner como su administrador judicial obviamente implica que todos los actos legales que correspondan a la Sucesión de Néstor Carlos Kirchner respecto a la titularidad accionaria en Hotesur SA sea su administrador judicial quien actúa en representación de la misma”.

Lejos de las formalidades, la cuenta de la Casa Rosada se despachó con ironías. “¿Y la libertad de expresión? ¿Clarín y LA NACION ahora quieren controlar lo que se publica en Twitter?”

 

 

 

Fuente: La Nación