Lo afirmó el diputado nacional Antonio Riestra (FAP) en torno a la decisión de la Justicia de vender un predio de la cooperativa textil de San Justo. Reclamó la intervención del Estado para “garantizar las fuentes de trabajo”.

Antonio Riestra (LT10)

 

Frente a la decisión de la Justicia de vender el predio de una cooperativa textil de San Justo en seis millones de pesos, el diputado nacional Antonio Riestra (del Frente Amplio Progresista), sostuvo que “lo más sorprendente de esto es que el importe que se pagó es irrisorio, que ni siquiera alcanzaría para cubrir el crédito laboral de los trabajadores de la industria”. En comunicación con LT10, el legislador recordó que “hay tres industrias de este tipo en el país y esta era una de ellas”.

 

“En una ciudad como San Justo –continuó Riestra–, donde evidentemente no solamente está instalada en el Parque Industrial, sino que además no han quedado muchas industrias en la localidad”.

 

En tal sentido, el diputado hizo hincapié en que “no se entiende con qué impunidad avanza una patota, no hay una expresión legal para entender esto. Deliberadamente, rompen máquinas. Aquellos que dicen que van a preservar el área industrial están mintiendo –recalcó– porque, en realidad, el área industrial se preserva la única industria que está plantada allí”.

 

De cara a la situación planteada, Riestra consideró que “el Estado tiene la responsabilidad de garantizar las fuentes de trabajo”.