La idea del flamante subdirector policial de la Región 4, nodo Rosario, será presentada al Ejecutivo provincial a fin de febrero y de ser aprobada comenzará a funcionar inmediatamente.En un nuevo intento por mejorar la seguridad en las localidades de Funes y Roldán, las fuerzas policiales elaboraron un proyecto que apunta a la unificación en los controles de ambas jurisdicciones. Se trata de una unidad operativa que será presentada ante el Ejecutivo provincial a fines de febrero. En caso de ser aprobada, comenzará a funcionar en forma inmediata.

Esta unidad apunta a centralizar y coordinar a los efectivos de ambas ciudades. La idea está amparada en la anunciada reforma policial del Ministerio de Seguridad provincial. En el esquema que se avecina, desaparecerán las unidades regionales y serán remplazada por una nueva estructura denominadas inspección.

La iniciativa operativa fue elaborada por el equipo comandado por José Luis Amaya que acaba de asumir como subdirector de Policía de la Región 4, nodo Rosario. Desde su cartera, confirmaron a este diario que el proyecto consta de 19 inspecciones dependientes de este nodo y una de ellas será “el corredor turístico Roldán-Funes”.

Mismos delitos. En la actualidad, Funes pertenece a la Unidad Regional II, cuya cabecera está en Rosario, y Roldán a la Unidad Regional XVII, con asiento en San Lorenzo. Sin embargo, los organismos y fuerzas de seguridad reconocen que sus realidades delictivas son las mismas.

Uno de los puntos más relevantes a la hora de tomar esta decisión fueron los acontecimientos violentos que están padeciendo desde hace un tiempo los habitantes de ambas ciudades con las denominadas entraderas que se han dado tanto en domicilios como en comercios.

La sucesión de hechos graves de inseguridad movilizó a un grupo de vecinos funenses que se manifestaron frente al municipio. Unos días después marcharon sobre la ruta 9 y luego se reunieron con el secretario de Seguridad Comunitaria, Angel Ruani, encuentro al que también asistieron funcionarios y ediles locales. En ese ámbito, el jefe de la UR II, Miguel Oliva, adelantó a los presentes el proyecto de unificación policial para ambas localidades.

Otro detonante observado por las autoridades policiales para proponer la unificación, fue el crecimiento poblacional que hay en esta época de verano como también de la población fija. “En estas nuevas unidades vamos a reestructurar y reasignar elementos y personal”, dijeron, pero no pudieron confirmar si se agregarán efectivos y más recursos.

En ese rumbo, resaltaron que en Funes “hemos incrementado notablemente el personal incorporando caballería y motorizados. Consultados sobre el personal que debe ocuparse de cuidar a los presos, recordaron que “el ministro Lamberto firmó un convenio con el defensor general para rebajar en seis meses el 50 por ciento de los detenidos de las comisarías”.

Apoyo municipal. En Funes el municipio cuenta con la Central de Operaciones de Emergencias (COE) y en Roldán funciona la Guardia Urbana (GUR). Desde el nodo 4, afirmaron que “de ser unidades más chicas, vamos a trabajar mejor y en conjunto, tanto con los municipios como así con los concejos y los vecinos”.

Asimismo, dijeron que para cerrar los nombramientos de las autoridades policiales “consensuaríamos con los intendentes de cada municipio porque nos interesa conocer sus opiniones”.

Por su parte, los municipios pidieron al Ministerio que se ponga en marcha un teléfono para emergencias del tipo 911 sólo para Funes y Roldán.

Fiscalía. Desde el área de prensa de Fiscalía consideraron que esta unificación de la seguridad para Funes y Roldán, coordinada por una misma persona, “puede agilizar en cuestiones de prevención y en el caso de los hechos, ayudar a centralizarle la información y los pediditos al fiscal”.

Detuvieron al comisario de Sancti Spíritu por extorsión

Uno de los métodos turbios más extendidos en algunas comisarías santafesinas y de la Argentina es el de pedir dinero a familiares de personas apresadas para que la denuncia no llegue a la Justicia.

Luego de la denuncia realizada por la madre de un joven apresado y una rápida investigación de la Dirección de Asuntos Internos de la policía provincial, se detuvo por esta modalidad extorsiva al actual jefe de la comisaría 10ª de la localidad de Sancti Spíritu, en el extremo sur departamento santafesino de General López, comisario Franco Graglia.

En la tarde del miércoles, autoridades de la Fiscalía venadense, junto a personal de Asuntos Internos de la Policía de Santa Fe, formalizaron la detención.

Tras la denuncia de la mujer, cuyo nombre no trascendió, se procedió a efectuar una entrega controlada de dinero. Para ello se fotocopiaron los billetes que le serían entregados al comisario Graglia. Luego de recibir el monto estipulado con los billetes “marcados”, el mencionado oficial quedó en evidencia, y de esta forma personal de Asuntos Internos, autoridades de la Fiscalía y funcionarios del Ministerio de Seguridad y la Jefatura de la Región terminaron apresando in fraganti al hasta ayer al jefe de la comisaría de Sancti Spíritu, quien ya fue trasladado a la Alcaidía de Melincué, dependencia en donde permanecerá preso mientras afronta el proceso judicial correspondiente.

Fuentes de la investigación señalaron, en diálogo con La Capital, que el procedimiento estuvo a cargo del fiscal regional Alejandro Sinopoli, secundado por los fiscales adjuntos de Venado Tuerto, Mauro Blanco y Juan Pablo Lavini Rosset, y su par Matías Merlo, de Melincué.

Fuentes del ministerio público de la acusación señalaron que no se contaba hasta el momento con información sobre otros potenciales hechos protagonizado por el comisario detenido, y que obraban en poder de los fiscales diversos elementos de verdadero peso probatorio. También se indicó que como se están dando los primeros pasos en la investigación y se valoran varias circunstancias de los hechos, “no se puede aún establecer la carátula del caso, aunque podría tratarse de una tentativa de extor sión, la que conlleva una pena de entre 3 y 10 años de prisión.
Desde el área de Coordinación de Seguridad del Nodo 5, con sede en Venado Tuerto, su titular Enrique Lombardi expresó que los hechos tomaron estado publico luego de que la madre de un joven demorado por falta de documentación de una moto fue presionada por el comisario acusado,por lo que se dirigió al presidente comunal y este a su vez advirtió a Lombardi de la situación.

Nodo 5

El funcionario de Seguridad del Nodo 5 canalizó la inquietud a través de la Dirección Provincial de Asuntos Internos de la Policía provincial y al fiscal adjunto Matías Merlo quien derivó al alto oficial acusado a la Alcaidía de Melincué. donde permanecerá en espera de la decisión del juez .

En otro tramo del diálogo con este diario Enrique Lombardi confirmó que además de la posible pena de prisión que el comisario Graglia puede llegar a cumplir, su condición de servidor público y su jerarquía dentro de la fuerza constituyen un elemento agravante para la posible pena.que pueda recibir . Dentro de la fuerza se descuenta su pase a disponibilidad y su inmediata baja.

 

 

Fuente: La Capital