El binomio del diputado rafaelino y el secretario de Transporte es el único que presentará el peronismo para la Gobernación. Contará con el apoyo de la Casa Rosada.

 

Con María Eugenia Bielsa finalmente fuera del armado político, el peronismo santafesino avanzaba ayer en acuerdos para llegar al cierre de listas con una fórmula a gobernador y vice: si el diablo no mete la cola, Omar Perotti- Alejandro Ramos será la lista del Frente Justicialista para la Victoria que contará con el apoyo de la Casa Rosada para competir por la Gobernación santafesina. La Capital pudo ayer confirmar que ese binomio será el único que presente el peronismo provincial; todos los sectores tributarán a la fórmula que encabezará el diputado nacional rafaelino, secundado por el actual secretario de Transporte de la Nación.

 

El acuerdo incluye a los sectores principales del atomizado peronismo provincial; los que representan a cada uno de los dos miembros de la fórmula, intendentes de distintos puntos de la bota, así como a la Corriente de la Militancia que se referencia en el Ministro de Defensa Agustín Rossi, a la juventud de La Cámpora encabezada por el diputado nacional Marcos Cleri, al Movimiento Evita, referenciado en los diputados Gerardo Rico y Eduardo Toniolli, y entre otros, al siempre significativo sector gremial, donde se destaca el sindicato de empleados públicos de la provincia, UPCN.

 

El trabajoso acuerdo en una fórmula única a gobernador no impedirá, sin embargo, que en la boleta de aspirantes a diputado compitan en las Paso provinciales al menos dos listas; una encabezada por el actual presidente de la Cámara, Luis Rubeo, y otra que encabezará el ex intendente de Rosario, Héctor Tigre Cavallero. “Hay libertad para presentar listas en ese rubro”, confirmaron distintas fuentes a éste cronista. Aunque nadie espera que sean más de “dos o tres”. El Movimiento Evita, en estas horas, evaluaba jugar con lista propia o conseguir acuerdo con alguno de los otros dos sectores que tienen la decisión tomada de jugar en ese rubro.

 

Anoche continuaban las conversaciones en Buenos Aires. El Tigre Cavallero en persona buscaba congeniar distintos sectores que lo acompañarían en la boleta que encabezará. Allí deberían caber jugadores que respondan a ex intendente de Baigorria, Ramos, así como los jóvenes camporistas. Nada es sencillo para el peronismo: los tiempos en que la expectativa era ganar la elección y distribuir cargos entre 28 diputados ya no son los actuales. Aunque nadie piensa en eso, en una hipótesis de mínima, de los 22 legisladores que distribuye el sistema D’Hondt —entre las listas que no obtienen el primer puesto—, el peronismo podría colectar una cifra de un dígito, en caso de quedar nuevamente tercero, como sucedió en las últimas elecciones.

 

Condimentos. Los acuerdos de cierre de listas, es un clásico, tiene condimentos de última hora, peligros, posibles trampas, desconfianzas. Y no pocos veces, sorpresas, cuando las planillas quedan finalmente presentadas en la Justicia electoral. Por eso, como advirtió ayer uno de los negociadores principales, “todo camina bien, pero tenemos que asegurarnos que a nadie se le ocurra nada raro a última hora”. De todos modos, la idea que rondaba en la cabeza de todos los negociadores era privilegiar el acuerdo político, y dar un mensaje de unidad.

 

En el nivel de la ciudad, el candidato confirmado del peronismo es Roberto Sukerman. Lo impulsa el sector de Agustín Rossi, y ayer avanzaban negociaciones para sumar a otros sectores, incluido Héctor Cavallero, quien mantiene un vínculo político de proximidad con quien pretende emularlo para la Intendencia. En ese caso, sin embargo, la novedad es que Cavallero competirá (a diputados provinciales) con una lista alineada con Rossi, que encabezará Luis Rubeo. “Eso no impide necesariamente trabajar juntos en la ciudad”, se imaginaban ayer desde el rossismo.

 

Por lo demás, el departamento Rosario suena como candidata a senadora provincial la actual vicepresidenta del Concejo Municipal, Norma López. Este nombre hasta ayer no era firme y estaba sujeto a negociaciones con otros sectores.

 

En ese rubro, como en la lista a concejales, que encabezará Alberto Muñoz, por el rossismo, “estamos en conversaciones para llegar a acuerdos con otros sectores”, avisaron desde la sede del Ministerio de Defensa de la Nación.

 

El acuerdo marco del peronismo santafesino parece ya establecido. Un día largo falta trajinar para afinar nombres, y detalles de una campaña que será un gran desafío, y también una oportunidad, para el peronismo: corre de atrás, y sin la candidata más cotizada. Sin embargo, un nuevo actor, Omar Perotti, que ya se insinuó ascendente en 2011, podrá ahora mostrar todo su potencial.

 

Rubeo deslizó duras críticas contra Bielsa

 

El diputado provincial del PJ Luis Rubeo cargó ayer contra María Eugenia Bielsa por su negativa a ser candidata a gobernadora por el peronismo. Sin nombrarla, deslizó que la ex vicegobernadora es ególatra, individualista y que los fundamentos que volcó en la carta donde anunció que no se iba a postular “hay que interpretarlos por alguna ciencia médica más que por una cuestión política”.

 

El titular de la Cámara de Diputados dijo que, a días del cierre de listas, hay sectores del PJ de Santa Fe que están “tratando de consensuar listas comunes y otros trabajando en la construcción de una lista propia”.

 

Sin mencionarla, cuestionó a Bielsa por no aceptar ser candidata. “Los que especulan desde lo personal, que creen que el mundo gira a su alrededor porque lo ponen en funcionamiento a la mañana cuando se levantan y demorando decisiones que cuando uno es militante no las toma desde lo particular sino que es una construcción colectiva”.

 

“Para eso uno tiene que tener determinada formación militante y compromiso político”, dijo Rubeo a La Ocho. Fue en este marco que el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia cargó contra “los que son permanentemente candidatos, que aparecen cada cuatro años bañaditos y cambiaditos, que dicen que tienen prestigio y que hay que ponerlos encabezando listas”.

 

El lunes, Bielsa anunció que se bajaba de la carrera electoral de 2015. A través de una carta, y en una de los párrafos más duros, reclamó: “Que no me pidan que vuelva a presentarme para beneficio de quienes hicieron de la derrota su mejor negocio”. Además sostuvo que el peronismo santafesino debió hacer en estos años “una fuerte oposición y otorgando gobernabilidad real, nunca docilidad cómplice disfrazada de gobernabilidad”.

 

Frente a estos dichos, Rubeo contestó: “El peronismo es una fuerza política con mucha historia y años de trayectoria que ha estado cuando la República y la provincia lo han necesitado. Lo que diga una persona particular hay que interpretarla por alguna ciencia médica más que por una cuestión política”.

 

Rubeo recordó que el espacio al que adscribe —la Corriente Nacional de la Militancia, referenciada en Agustín Rossi— a fines de 2014 decidió presentar la precandidatura a gobernador del diputado Leandro Busatto; a Roberto Sukerman para la Intendencia de Rosario y al propio Rubeo para renovar su banca en la Legislatura.

 

Admitió que el PJ “está complicado” electoralmente desde hace años en Santa Fe, pero que si trabajan “sobre políticas superadoras” a las del Frente Progresista y comunican a la población “qué pensamos hacer en salud o educación podemos a llegar a recuperar protagonismo”.

 

 

Fuente: La Capital