30.5 C
Santa Fe
miércoles 26 de enero de 2022

Asambleístas de Gualeguaychú organizan la XI marcha al Puente General San Martín

Te puede interesar

Desde 2005 Argentina y Uruguay mantienen el conflicto por la pastera.La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú resolvió realizar la XI movilización al Puente General San Martín el 26 de abril, para insistir con el pedido de desmantelamiento de la planta contaminante de celulosa instalada en la ribera del río Uruguay, confirmó Juan Veronesi, integrante de la organización. El último domingo de abril “se hará una nueva movilización para reclamar que se desmantele la planta de celulosa instalada en la margen del río Uruguay, ya que la lucha no terminó”, indicó. El ambientalista remarcó a AIM que “el problema no está resuelto ya que Botnia es absolutamente contaminante y las pruebas las brinda constantemente la Comisión Administradora del Río Uruguay”. Además, agregó que también se reclaman otros aspectos vinculados con el respeto y cuidado del medio ambiente, por lo que habrá pronunciamientos contra “los agrotóxicos, frentes cloacales, fenómenos industriales y contra el fracking”.

Desde la Asamblea se convocó a todos los ciudadanos del país a participar pero, fundamentalmente, a quienes viven en la cuenca del río, “para rememorar las grandes manifestaciones que se realizaron en contra de Botnia”.

Este año la marcha “tendrá una característica especial ya que asumió el presidente Tabaré Vázquez, quien dio el visto bueno para que comience a operar la planta, aunque no es el único responsable ya que en los gobiernos anteriores se habían firmado acuerdos con Finlandia que generaron las condiciones de posibilidad para que se instale la pastera en una zona franca para que se lleven los recursos naturales de Uruguay y sólo quede la contaminación”.

El conflicto

Desde 2005 Argentina y Uruguay mantienen el conflicto debido a la autorización del gobierno uruguayo para construir dos plantas de pasta de celulosa en su territorio y sobre las aguas binacionales del río Uruguay, cerca de las poblaciones uruguaya de Fray Bentos y argentina de Gualeguaychú. En 2013 el conflicto se agudizó por a la autorización del gobierno uruguayo para aumentar la producción, sin el consentimiento de Argentina.

En el curso del conflicto, se dejó sin efecto la construcción de una de las dos plantas, la proyectada por la empresa española ENCE, que decidió retirarse de Uruguay y vender sus activos forestales a la empresa chilena Arauco y a la sueco-finlandesa Stora Enso. La otra planta, proyectada por la empresa finlandesa Metsa-Botnia (luego transferida a la empresa UPM-Kymmene, también finlandesa) fue finalmente construida durante el conflicto y puesta en marcha el 8 de noviembre de 2007.

 

 

Fuente: Análisis Digital

[comentarios]

Últimas noticias