La gobernadora Fabiana Ríos afirmó que le brindará “apoyo político y el que requieran” a los excombatientes de Malvinas que llevarán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la causa por las torturas y vejámenes cometidos contra soldados por parte de sus superiores durante el conflicto bélico. La mandataria sostuvo que vivió con “profundo dolor”, cuando la Corte Suprema de Justicia ordenó cerrar el expediente.“Sentí, en principio, un profundo dolor, primero por la espera, y segundo por la fundamentación. Por la brevedad de la fundamentación en virtud del tiempo de la espera”, enfatizó Ríos.

La gobernadora fueguina, en diálogo con radio Nacional Rock, aseguró que los excombatientes tendrán “el acompañamiento político y el que requieran en relación a este reclamo”, cuyo objetivo es que la CIDH intervenga en el caso y le ordene al Estado argentino investigar las torturas.

“Quien inicia una causa de esta magnitud por hechos que todavía duelen, en relación a los vejámenes sufridos por los ex combatientes, tienen que tener el acompañamiento político del Estado”, aseguró Ríos.

Sobre la militarización del Atlántico Sur por parte del Reino Unido, expresó que “Cancillería ha iniciado las acciones correspondientes, porque se trata de zonas en litigio internacional” e indicó que la provincia acompaña “de forma permanente cada una de estas acciones”, que lleva adelante el gobierno nacional por la soberanía de las Islas.

Ríos también expresó su “repudio” por el anuncio de tres compañías británicas sobre el descubrimiento de yacimientos petroleros en una zona ubicada 220 kilómetros al norte de las Islas Malvinas.

 

 

Fuente: Página/12