Lo afirmó el precandidato a gobernador por el Frente Renovador, Oscar “Cachi” Martínez, en alusión a la problemática de la seguridad y el mentado envío de Gendarmería.

Oscar “Cachi” Martínez (Radio Eme)

 

Esta mañana, en la plaza San Martín el sector político agrupado en el Frente Renovador que encabeza Sergio Massa presentó su propuesta de seguridad. En ese marco, Martínez subrayó que “en los primeros 60 días de gestión podamos modificar este Código Procesal Penal que, a nuestro criterio, constituye una puerta giratoria que hace que los delincuentes ingresen por un lado y salgan por el otro”.

 

En comunicación con Radio Eme, el aspirante a acceder a la Casa Gris hizo hincapié en que “el gobierno provincial debe asumir la necesidad de proteger a la clase media y a la clase trabajadora que quieren que los delincuentes estén presos y no que sean los ciudadanos honestos los que estén enrejados”, enfatizó.

 

Al mismo tiempo, el compromiso expuesto por Martínez se centra en “llevar adelante políticas públicas como son la autonomía municipal y la creación de policías municipales para que en Santa Fe podamos apropiarnos de la experiencia exitosa de Sergio Massa”, recalcó.

 

Desde su mirada es menester asumir “que estamos en situación de emergencia”. “La ciudad de Santa Fe ha sido discriminada por el gobierno provincial y por el gobierno nacional. Si a Sergio Massa le toca gobernar a partir del 10 de diciembre, se ha comprometido a mandar Gendarmería. Santa Fe tiene la misma cantidad de homicidios por habitante que la ciudad de Rosario”, manifestó Martínez. Asimismo, su plataforma también contempla “terminar con las gestiones que ponen más énfasis en la contratación de ñoquis y de cargos públicos que en una política de seguridad. Por eso hemos tomado el compromiso de restituirle la Jefatura de la Policía a las fuerzas de seguridad”, finalizó.