Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa, José Manuel de la Sota, Ernesto Sanz, Margarita Stolbizer, Adolfo Rodríguez Saá y Jorge Altamira acudieron a las urnas y lanzaron fuertes declaraciones.

 

Las elecciones primarias comenzaron a las 8 de la mañana y antes del mediodía ya habían votado casi todos los precandidatos presidenciales. Margarita Stolbizer fue la última al emitir su voto pasadas las 14.

 

La primera fue Elisa Carrió, que entró en escena poco antes de las nueve de la mañana y dio la nota con unos anteojos extravagantes, con marcos que dibujaban el número 60 alrededor de sus ojos; la referencia tenía que ver con la cantidad de años que cumple hoy.

 

Minutos después fue el turno de Mauricio Macri, que repitió la costumbre de las elecciones anteriores y llevó facturas para las autoridades de mesa y para los periodistas. Luego de votar, el líder de PRO lanzó el mensaje más fuerte de la mañana: “Ya empezó el robo de boletas”.

 

A la misma hora sufragaron José Manuel de la Sota (en Córdoba) y Ernesto Sanz (en Mendoza), quienes se mantuvieron en línea con el discurso que pronunciaron en la campaña y destacaron el valor de poder concurrir a las urnas.

 

Daniel Scioli apareció cerca de las 10 de la mañana: tras hacer una larga fila y hablar con la prensa, ingresó al cuarto oscuro, donde permaneció varios minutos. “Tenía algunas dudas”, ironizó.

 

En Rincón de Milberg votó Sergio Massa, quien alrededor del mediodía salió al cruce de la denuncia de Mauricio Macri: “Terminemos con el cuento de que en la Argentina se hace fraude porque eso daña la democracia”.

 

Stolbizer disparó con fuertes críticas al sistema de votación actual. Según su interpretación, sistemas como el usado en la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba son algunas de las opciones posibles.

 

“Queda de manifiesto la vetustez de este sistema”, expresó, a la vez que respecto de las denuncias de faltante de boletas aclaró que “dentro del propio Frente Para la Victoria se acusaron de robarse las boletas. Miden más de un metro, no sé qué hace falta para que se cambie”. Además, expresó que “no tener fiscal en una mesa no habilita a los demás a robar”.

 

“Esperamos un debate serio sobre como modificar este sistema que no resiste más. No hay posibilidad de que no se discuta un mecanismo de votación diferente para las próximas elecciones”, manifestó. De todos modos, aclaró que no tiene una “posición” acerca de “si voto electrónico es mejor que la boleta única”.

 

La precandidata votó pasadas las 14.25 en la mesa 636 en colegio Williams Morris, ubicado Castelar Norte.

 

 

Fuente: Infobae