Sucedió en Felipe Moré al 2400, en la zona sudoeste de Rosario. La criatura y la mamá fueron derivadas luego a la Maternidad Martin donde están internadas fuera de peligro.Cuatro policías asistieron a una muchacha de 23 años cuando estaba teniendo a su bebé en el baño de su casa. El caso se produjo en Felipe Moré al 2400, en barrio Triángulo.

Según un adelanto del programa “El primero de la mañana” de La Ocho, los efectivos se encontraron con el inminente parto cuando patrullaban por la zona y desde una casa les salió al paso una mujer, pidiendo ayuda.

Cuando se acercaron, la mujer les anunció que su sobrina estaba a punto de dar a luz. Los efectivos ingresaron a la vivienda y encontraron a la chica en pleno trabajo de parto en el baño. Ante esa situación extrema no había margen para traslados.

Entonces los policías pidieron una ambulancia mientras se preparaban para recibir al niño.

Enseguida, los policías se trasformaron en parteros y pudieron sortear con éxito las delicadas maniobras para recibir a la criatura: cortaron el cordón umbilical y envolvieron al bebé en una sábana para luego llevarlo junto a la madre hasta la Maternidad Martin.

El niño pesó un kilo novecientos gramos y se encuentra fuera de peligro.

 

 

Fuente: La Capital