La mandataria viajará a Buenos Aires para reunirse con funcionarios clave para obtener financiamiento del BID. La crecida del Saladillo expuso una vez más la vulnerabilidad estructural de la zona.La recuperación de la costa sur rosarina es la deuda pendiente. En los últimos días la crecida del arroyo Saladillo y la situación de vulnerabilidad de las familias asentadas en ese sector, volvió a poner la mirada sobre el área. El proyecto para llevar adelante la reconversión de la zona está plasmado en el Plan Urbano 2007-2017 y, según aseguraron desde la Municipalidad, “hay consenso de que se trata de una prioridad”, que incluye: la construcción de soluciones habitacionales para mil familias, la puesta en valor de la cortada Mangrullo, la recuperación de más de 8 hectáreas para espacios públicos y verdes, y un pata productiva con la instalación de un mercado de pescadores. Buscar el financiamiento externo para concretarlo es ahora la clave y para eso, la intendenta Mónica Fein viajará a Buenos Aires en los próximos días para mantener una reunión con autoridades del gobierno nacional.

El proyecto avanza sobre el sector delimitado por las avenidas del Rosario, Lamadrid, el río Paraná, las costas del arroyo Saladillo, y acceso Sur. Y según indicó el director de Relaciones Internacionales, Sergio Barrios, se trata de una iniciativa de 320 millones de pesos.

“Es una intervención a mediano y largo plazo que no puede ser financiada con recursos corrientes, por lo que la intendenta buscará gestionar un modelo de financiamiento externo con las primeras líneas del gobierno nacional”, detalló el funcionario.

El proyecto ya fue presentado a la Nación y se encuentra en la Unidad de Financiamiento Externo del Ministerio de Planificación Federal.

Si bien Barrios explicó que la iniciativa, en parte, podría entrar dentro de los requerimientos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y de hecho será presentado en septiembre próximo en Washington entre los proyectos de sustentabililidad que tiene a Rosario como modelo de emergente (ver aparte), advirtió que “eso depende de los «cupos» que tiene el banco con Argentina”.

Por eso, el funcionario municipal hizo hincapié en que “el objetivo de la gestión de la intendenta es lograr los aportes para la concreción de la totalidad del proyecto, ya sea a través del BID o de otro modelo de financiamiento”.

El proyecto. Sobre la planificación para la zona, detallada en el Plan Urbano de la ciudad 2007-2017, se destaca que el proyecto de recuperación de la costa sur de la ciudad es una “intervención urbanístico integral, que incluye la reconversión urbanística, social y ambiental de la zona”.

Entre los principales ejes de la iniciativa, describe el mismo documento, busca “recuperar y sanear las márgenes del brazo seco del arroyo como espacio público, integrándolos al sistema verde del arroyo Saladillo; eliminar la afluencia de residuos tóxicos de las industrias contiguas; reestructurar y mejorar las condiciones de hábitat del barrio Mangrullo con la incorporación de nuevos equipamientos, infraestructura y vivienda; liberar el área de inundabilidad; y construir un sistema verde público continuo sobre el margen del río Paraná”.

Además, propone “la anexión de amarras y guarderías náuticas, la definición de áreas de estacionamiento y el desarrollo de servicios complementarios de gastronomía, recreación y producción de insumos; la generación de una nueva accesibilidad vial, la creación de nuevos espacios verdes, la construcción de una Plaza-Mercado, con la rehabilitación del edificio de valor patrimonial del frigorífico Swift, y su entorno para ser destinado a la venta y consumo de productos de la zona, y el reordenamiento de los asentamientos irregulares mediante el desarrollo de un programa de viviendas para pescadores”.

Población. Justamente las soluciones habitacionales para unas mil familias de las zona, según detalló Barrios, son uno de los principales objetivos de la iniciativa, sobre todo teniendo en cuenta que fueron muchas de estas familias las que sufrieron con las últimas lluvias las consecuencias de la crecida del arroyo Saladillo.

“A eso se suma la recuperación urbanística de la cortada Mangrullo, con la realización de nuevas veredas y adoquinado, y la iluminación de todo el sector”, indicó el funcionario, quien agregó que también tienen una “pata productiva”.

“La idea es recuperar las tradiciones y los sabes de la zona, montando un mercado de pescadores con similares características al que funciona en la zona norte de la ciudad frente al Balneario La Florida”, ejemplificó.

A eso se suman los espacios verdes y abiertos a toda la comunidad, ya que con la reconversión del llamado “brazo seco” del Saladillo se recuperarían más de seis hectáreas y otras 2,5 hectáreas se sumarían en la desembocadura del arroyo.

“Así se lograrían abrir al público más de ocho hectáreas abiertas a toda la comunidad”, resaltó el funcionario.

“Es un proyecto prioritario y consensuado en la ciudad”, aseguró el director de Relaciones Internacionales. Sin embargo, más allá de las voluntades la obtención del financiamiento es el objetivo para poder dar el próximo paso.

Nueva reunión con el BID

Por tercera vez, la intendenta Mónica Fein fue convocada en septiembre próximo a participar de la reunión del Comité Asesor Externo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tendrá lugar a partir del 28 del mes próximo, en las oficinas del BID en Washington (Estados Unidos). Así, en el marco de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (Ices), la intendenta presentará las políticas de recuperación de las costa llevadas adelante por el municipio, dentro de las que se encuentra el proyecto de recuperación para la costa sur rosarina para el cual ahora se busca financiamiento.

A cinco años de implementarse, la Iniciativa de Ciudades Emergentes del BID tiene presencia en más de 40 ciudades de América Latina y el Caribe. Y este año volverán a reunirse los equipos del Ices y los expertos externos para evaluar los avances concretados y las propuestas de cara al futuro.

En ese marco, del 28 al 30 de septiembre, se realizarán diferentes actividades. En la segunda jornada, se convoca a la intendenta a participar del panel “Idear Soluciones para mejorar vidas”, donde participarán además expertos internacionales y jóvenes innovadores; mientras que durante la última jornada se sumará al Foro de Alcaldes Latinoamérica y el Caribe, donde participarán cerca de 50 intendentes de diferentes ciudades para compartir sus experiencias.

 

 

Fuente: La Capital