15.4 C
Santa Fe
sábado 2 de julio de 2022

Asamblea de tamberos en Nuevo Torino

Te puede interesar

Fue en la asamblea de anoche realizada en Nuevo Torino y liderada por Carsfe, junto a FAA, Coninagro y Meprolsafe. Se brindó un pomenorizado informe de la situación del sector, la producción local que excede la demanda del mercado interno y el no reconocimiento del gobierno nacional de ese problema. Los productores decidieron pedirles a las provincias que lideren reclamos y acciones ante la indiferencia de autoridades nacionales.Moderna de Nuevo Torino, se contraponía a la triste realidad de los precios.

Gustavo Vionnet encabezó la asamblea informativa, convocada por la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, entidad que preside desde hace dos semanas; y donde participaron Federación Agraria Argentina, Coninagro y Meprolsafe.

Eduardo García Maritano, el flamante titular de la Comisión de Lechería de Carsfe ofreció un diagnóstico pormenorizado del mercado y de los márgenes de los productores y las industrias, sobre la base de una idea compartida con otras entidades de tener más inconvenientes hoy con el futuro próximo de tener en riesgo la recolección de leche, casi por sobre los bajos precios.

La producción argentina supera ampliamente el mercado interno, generando excedentes de hasta el 28 por ciento. Hay más de 900 industrias pero 18 captan el 60 por ciento de la leche, con lo cual desde ahí se reparte la exportación, de las cuales sólo tres se llevan el 70 por ciento del mercado de la leche en polvo para la exportación.

En 2011 llegamos a la misma producción que en 1999, mientras que en los 8.400 millones de litros anuales está dado el consumo interno, por encima de eso se genera una saturación del mercado, ésto demuestra que los consumos son estables y están situados en los 210 litros por año y por habitante. Los excedentes de la primavera deberían reorientarse de manera directa a la exportación para no saturar el mercado, aunque sólo se tengan datos oficiales hasta el primer trimestre de 2013. Hasta aquí son todas estimaciones de las entidades, con lo cual se calcula que del proceso de 20 millones de litros por día, de setiembre a diciembre se llega a pasar los 40 millones diarios.

“Este año es particularmente más complejo porque hubo un invierno muy bueno, granos baratos, una primavera adelantada y eso se combinó para complicar los precios”, explicó, mientras que prefirió no considerar al futuro “Niño” como el mayor responsable de una salida de muchos productores de la actividad.

“Hoy las empresas grandes quieren sacarse de encima a las pequeñas industrias, que siempre estuvieron en el medio, que son las que no pueden procesar para exportar. El tema es que si las grandes no exportan, las que sufren la sobreoferta son las chicas que tienen gran cantidad de tambos y al 50 por ciento de la leche”, añadió.

En tanto, “se ve claramente que hay una preocupación general de parte de la industria, pero también de los productores sobre qué hacer con el excedente, lo cual presiona a los precios al productor para abajo”, apuntó Ricardo Andretich, el vicepresidente de la Sociedad Rural de Rafaela, que ofició de coordinador del encuentro.

A su tiempo, Marcelo Aimaro, el presidente de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, explicó que el balance lácteo arroja hoy excedentes del 30 por ciento de la producción, que podría llegar al 50 por ciento, con precios deprimidos a nivel global. A pesar de que la Argentina vende por encima de los precios promedio de Fonterra, la falta de competitividad económica puede deteriorar los posibles mercados que tiene nuestro país. “Hemos hecho una propuesta hace muchos años para generar una compensación entre industrias, las que exportan aportando a las que no lo hacen”, además añadió la necesidad de cumplir con cuotas de exportación a Estados Unidos en el segmento de quesos, poder avanzar en la quita de retenciones a productos secundarios exportables. Según Martín Paroni, ingeniero que forma parte de Meprolsafe y que interviene en la mesa técnica de precios, “no se debe internalizar el precio de exportación de la leche, porque en el mercado interno se vuelca el 80 por ciento de la materia prima. Por eso no se debe regular en el tambero”.

También habló, Esther Faggiano, la titular del Distrito XII de Federación Agraria Argentina, quien entiende que “de manera conjunta tenemos que intentar salir de la mejor manera de esta coyuntura. Por eso debemos avanzar a escribir estas propuestas, en un documento de todas las entidades, para demostrar que estamos haciendo cosas para resolver el problema del precio”. De todos modos, remarcó que “no va a ser fácil pero por eso le pido a los productores que se plieguen a las entidades, a las que pertenezcan, que se informen para transmitir todo el trabajo que se está haciendo”.

Participando también Roberto Cerutti y su par de Córdoba, por Coninagro destacaron que “vamos a pedir un amplio apoyo a las provincias”, quizá porque en los últimos meses se desdibujaron las acciones de los gobiernos de los territorios de la principal cuenca lechera nacional.

Sobre la misma línea, el titular de Carsfe apuntó como integrante de Confederaciones Rurales Argentinas que “participamos de tres reuniones y cuando vimos que el Gobierno no reconocía el excedente de leche, porque entienden que se puede duplicar el consumo, con derivaciones del encuentro en temas que no tienen vinculación directa con el precio, la Comisión de Lechería de CRA sugirió retirarse. Al mismo tiempo, desde Carsfe, dimos por enterado al Gobierno provincial de lo que sucedía, con lo que se generó otra mesa, donde estaban las bolsas de comercio de Santa Fe y de Rosario”. Con una reunión en la jornada de hoy, como lo confirmó Vionnet, “le vamos a exigir a las provincias que se pongan al frente y que manifiesten que a las principales empresas exportadoras se les liquiden las divisas de las ventas dentro de los seis meses”, manifestó García Maritano como responsable de la representación en el encuentro de esta jornada.

Los productores

Entre los tamberos que tomaron la palabra, un productor cordobés que hizo historia y se remontó a una asamblea similar a la de anoche, pero de 2008 y que había estado presidida por personas que hoy están en el Gobierno, solicitó que de explicitarse por escrito la voluntad conjunta de las entidades, o si se traslada en algún encuentro formal con los funcionarios, se manifieste que de no mejorar la condición del precio, serán los productores los que no puedan pagar más los impuestos.

Se respondieron preguntas sobre las manifestaciones recientes, reconociendo errores pero con el claro objetivo de mirar hacia adelante para poder definitivamente avanzar hacia soluciones sectoriales.

Desde otro rincón del salón, se resaltó la baja asistencia de los productores, quizá porque “están todos anesteciados”, debiendo haber sumado más de un centenar, al menos. Pero se relevó el trabajo de las entidades, a pesar de la poca fuerza manifiesta de los productores, pero sobre la base de mejorar la exhibición de los problemas productivos, tarea nada sencilla para instalarla en medios nacionales.

El compromiso de las instituciones presentes es el de seguir trabajando, a pesar de que no hay decisiones políticas que puedan acompañar el fin de mejorar las condiciones del contexto, que se resumen en el precio, requiriendo a la vez el acompañamiento de los productores en asociatividad con las entidades.

Por las urnas

Por supuesto que en esta gestión de Gobierno nada es casual. La falta de convocatoria a la reunión técnica que se había dejado pendiente para el martes, tampoco tuvo ayer un espacio, porque todo se enfocaría en un encuentro con ciertos referentes de Federación Agraria Argentina, que se prestan a servir a los funcionarios de nexo inconsulto de ciertos anuncios. En concreto, el primer día hábil de la semana la entidad daba a conocer la reunión que mantendrían con el Ministro de Economía.

Así fue que con bastante expectativa y cumpliendo con ciertos anticipos que se habían hecho en encuentros anteriores, e incluso lejos de la última entidad en formación que se acercó al poder, Axel Kicillof anunció que al beneficio de subsidios de 30 centavos por litro, conocido como el Régimen de Recomposición del Pequeño Productor Lechero, se ampliará el beneficio de los 2.900 como tope, a los seis mil primeros litros de todas las explotaciones. Esto es algo que hace meses se pedía, que se negó oficialmente repetitivamente sin argumentos válidos y que ahora con un efecto absolutamente electoralista se habilita. Eso sí, por ahora sólo para la producción de junio, tal como se explicitara la semana anterior en el Boletín Oficial.

La medida tendrá un impacto fiscal de “120 millones de pesos”, como extensión de la ya vigente desde marzo. Con la incorporación de los tambos que producen hasta 6.000 litros, el beneficio se extiende al 97 por ciento de los productores tamberos y al 82 por ciento de la producción.

“Hemos extendido el beneficio en virtud de una situación extraordinaria por la crisis internacional que afecta a los productores de origen agropecuario, y particularmente a los productores de leche en polvo que pasaron de obtener un precio internacional de 5.000 dólares la tonelada a 1.590 dólares”, indicó Kicillof en el Palacio de Hacienda, en el marco de los anuncios que viene realizando para el sector agroindustrial. Cabe destacar que la real cotización de hace dos semanas fue de 1.580 dólares y en la subasta electrónica de Fonterra del martes, los precios treparon a 1.856, por primera vez en diez eventos y desde febrero, con lo cual le faltó la actualización de las últimas horas al funcionario.

Los beneficiarios deberán completar la Declaración Jurada en el Registro de Productores Lácteos Beneficiarios disponible en el sitio web del Ministerio de Economía, en la sección de la Secretaría de Comercio Interior.

El Ministro destacó que esta medida se implementó en el marco “del diálogo permanente que mantenemos con distintos sectores del agro, especialmente con las cooperativas que forman parte de la Federación Agraria Argentina”, revelando su estrecha relación con el presidente de la entidad, Omar Príncipe, que genera contradicciones y rupturas internas.
No es un dato menor que hoy es el último día para inscribirse y poder recibir “esta limosna”.

 

 

Fuente: Diario Castellanos

[comentarios]

Últimas noticias